Del amor y otras tragedias en la oficina

Puede que en muchos casos esté prohibido, pero el romance en la oficina va en ascenso. La encuesta anual de Career Builder destaca que en Estados Unidos 41% de los entrevistados dijo que ha salido con un compañero de trabajo, la mayor cantidad desde el 2007. Y muchos iban en serio, el sondeo arrojó que 30% de estos terminó en matrimonio.

En México, una encuesta del portal Trabajando.com reveló que 64% de las empresas no está permitido el romance en la oficina, tal vez ello explique que sólo 6% de los entrevistados aceptara que encontró el amor en su compañero (o compañera) y 84% repondiera que no tiene amor en la oficina, ni jamás lo tendría.

Y es que para muchos (32%) resulta molesto, sobre todo porque, sostienen, afecta la productividad: 56% de los 1,400 entrevistados por el portal de empleo dijo que genera poca objetividad al momento de trabajar y/o evaluar a la pareja; 32% dijo que pierde concentración y se distraen y 12% aseguró que el romance no tiene relación con el rendimiento en el trabajo.

El romance en la oficina tiene sentido tomando en cuenta que pasamos un tercio de nuestra vida en ese lugar. Incluso, no sorprende que 19% de estos involucre al menos a una persona que estaba casada en ese momento, indica la encuesta de Career Builder.

El amor tampoco reconoce jerarquías. Según Career 29% de los entrevistados dijo haber salido con alguien de una posición más alta (23% dijo lo mismo el año pasado). Las mujeres son más propensas a esta dinámica (33% frente 25% de los hombres) y 15% admitió salir con su jefe.

Para bien o para mal, muchas parejas mantienen oculta su relación. Career indica que casi dos de cada cinco trabajadores que tienen un romance en la oficina lo mantienen en secreto para evitar renunciar o ser presa de los rumores. Los hombres (40%) tienden a cerrar la boca más que las mujeres (37 por ciento).

El romance tiene su lado negativo. La encuesta de Career revela que 5% de los empleados que tuvo un romance tuvo que renunciar a su trabajo porque éste terminó mal, aunque 7% trabaja con alguien con quien le gustaría salir.

Como sea, lo prudente es no confundir los roles de pareja y compañeros en la oficina, como señala 53% de los entrevistados por Trabajando.com, aunque para el 17% resulta incómodo es compartir todo el día juntos y no lograr desconectarse del trabajo, mientras que para una misma proporción es incómodo mantener información confidencial que puede afectar a su pareja.

Finalmente, un 13% corre el riesgo de que sus compañeros opinen o tomen partido por uno u otro lado.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.