Agilidad y disrupción, las cualidades de los nuevos CEOs

La resiliencia también es un aporte. Foto: Shutterstock

Hay un cambio en las reglas del juego, los CEOs de ahora requieren nuevas habilidades y capacitación constante, sobre todo agilidad, disrupción y talento 4.0, es decir, colaboradores con una nueva forma de pensar e implementación de habilidades.

Víctor Esquivel, socio director general de KPMG México, indicó que “los líderes de negocio buscan que sus organizaciones crezcan teniendo la agilidad necesaria para ser disruptivas en cuanto a los modelos de negocio existentes, desafiando las tendencias del mercado que vienen de tiempo atrás”.

Asimismo, de acuerdo con el estudio 2019 Global CEO Outlook realizado por KPMG, 71% de los directores generales y 63% en México consideraron que el crecimiento de una empresa recae en sus habilidades para desafiar y ser disruptor.

“Ahora se ve más a los CEO entrando a ferias de tecnología, siendo mentores de emprendedores y fondos de inversión, tratando de entender cómo el tema de análisis de datos afecta su negocio”, mencionó el especialista.

Al respecto, se requiere buscar una conexión entre el mundo disruptivo y la innovación, y los CEOs tienen que crear una cultura donde se acepte fracasar e innovar, y aprender de los errores, así lo dijo 56% de los líderes encuestados.

Para tener resiliencia, la agilidad de la organización y capacidad de adaptación es importante. Además, 67% de los CEO afirmó que la agilidad tiene que ver con la supervivencia de la organización y 84% consideró que su equipo de trabajo tiene que ser relanzado para fortalecer su resiliencia y enfrentar el cambio.

Esto puede lograrse creando talento 4.0 con habilidades blandas y tecnológicas, así como apalancarse emprendedores y startups.

Así, 84% de los CEOs manifestó que tiene el objetivo de hacer disrupciones para incorporar nuevos modelos digitales e innovadores que ya existen en el mercado, como tecnología fintech.

Además, el rol de los CEO está cambiando, 75% de los 1,300 encuestados expresó que el cargo será más corto —actualmente es de cinco años— y por ende la agilidad será importante.

También es importante aprender del fracaso y ver más allá del mero crecimiento financiero si se desea generar éxito sostenible.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario