5 recomendaciones para aumentar la agilidad en el nuevo mundo laboral

Controlar los gastos de la empresa, sobre todo los que tienen que ver con el home office. Foto: Shutterstock

Agilidad, flexibilidad y compromiso son clave para la nueva forma de trabajo, pues la forma de laborar como la conocíamos ha cambiado, si bien es cierto que no todos los empleos se han modificado, muchos han experimentado esta flexibilidad y la han adaptado para el 2022.

Horarios flexibles, trabajo remoto y por metas son algunos de os estandartes que las compañías promoverán este año, ante este nuevo mundo, ¿Cómo pueden las empresas triunfar en el nuevo mundo laboral?

Según datos de KPMG, el teletrabajo en México tiene un alto nivel de aceptación, pues 63% de las empresas planean mantenerlo después de la pandemia y 91% contempla mantener el esquema laboral. Además, 93% de los colaboradores considera que el home office ha conservado o elevado su productividad.

Ante este panorama, Ángel Morfín, director general de SAP Concur en México y el norte de América Latina comparte cinco recomendaciones para triunfar en el nuevo mundo laboral del trabajo desde cualquier lugar:

Mejorar la gestión de flujo de caja en tiempos de cambio

Aún en los mejores tiempos muchas compañías se enfrentan a un flujo de caja limitado. Aunque se preste toda la atención a la entrada de efectivo, la forma en que se gestionan los egresos no solo puede determinar las cantidades de que se dispone, sino que también permite reducir los gastos y el riesgo de fraude. Ya sea en momentos de incertidumbre, de crecimiento o en tiempos normales, los líderes financieros necesitan tener toda la visibilidad posible de los gastos para poder tomar las decisiones más inteligentes.

Aumentar la agilidad de la compañía

El nuevo mundo laboral demanda más flexibilidad de las compañías para que puedan responder a las necesidades de clientes y colaboradores y responder satisfactoriamente a los nuevos retos y nuevas oportunidades de negocio. No solo es preciso identificar rápidamente la necesidad de cambio, sino también hay que ser capaces de aplicar ese cambio a toda la organización sin causar fricciones para los empleados o reducir el cumplimiento.

Integrar la forma en que se gestionan los gastos

Controlar los gastos es el primer paso, pero la organización se beneficiará más cuando se integren los distintos tipos de gastos, como: viajes, gastos de empleados, facturas de proveedores, entre otros, con el resto de los sistemas de información financiera, para asegurarse de que se está teniendo todo en cuenta.

Fortalecer el entorno de trabajo remoto e híbrido

Con un mayor número de empleados trabajando fuera de la oficina, los procesos en papel para gestionar los gastos de la compañía se han vuelto poco prácticos para dirigir correctamente una compañía. Además, los trabajadores remotos pueden generar más gastos por su cuenta ya que requieren de computadoras y suministros para su oficina en el hogar, además de los servicios como Internet y teléfono celular para trabajar.

Generar mayor certidumbre

Con los colaboradores y los gastos distribuidos y generados en diferentes geografías puede resultar difícil supervisar cada transacción. Es posible que los empleados no sepan a quién dirigirse para conocer las políticas de la empresa, o bien, en qué pueden gastar cuando trabajan de forma remota, lo que conduce a errores o a gastos que no cumplen con dichas políticas. La inteligencia artificial y las auditorías pueden ayudar a ahorrar tiempo y dinero cada mes y asegurar que todos los gastos sean correctos.

Para responder a las exigencias del nuevo mundo laboral, las organizaciones deben ejercer un mayor control sobre los gastos de la compañía y el flujo de caja al tiempo de facilitar a los colaboradores la ejecución de su trabajo desde cualquier lugar, mientras que los departamentos de TI y Finanzas trabajan juntos para identificar las deficiencias en los procesos y las perspectivas.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario