5 alternativas para implementar home office ante el Coronavirus

El transporte público y las oficinas no son los mejores lugares para prevenir el contagio del Coronavirus. Foto: Shutterstock

Ante los casos de Coronavirus (Covid-19) que se han presentado a nivel mundial y los recientes casos confirmados en México, el home office es una alternativa para evitar contagios y cuidar a los colaboradores.

El transporte público y las oficinas no son los mejores lugares para prevenir el contagio del Coronavirus y, ante ello, el home office o teletrabajo representan una opción para no exponer a los trabajadores al Covid-19 y no parar las operaciones de la empresa.

En China, el país con más casos de Covid-19, la crisis sanitaria por el virus ha provocado que se realice el experimento de teletrabajo más grande de la historia como una alternativa para continuar las actividades productivas sin exponerse al contagio.

La palabra “재택근무” que se traduce como “Trabajar desde casa” fue tendencia esta semana en Twitter Korea y es que esta modalidad ha sido una de las soluciones en Asia para evitar contagios mayores y no afectar la economía de muchas empresas.

Uno de los principales motivos de contagio de enfermedades respiratoria es el contacto con personas que han estado expuestas de forma directa o indirecta con el virus, y los espacios de trabajo son centros de constante intercambio de enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades respiratorias son responsables de entre 10 y 12% del ausentismo laboral.

Es ahí donde el teletrabajo puede evitar el contagio de esta clase de enfermedades hacia el talento humano de una empresa y evitar fuertemente la propagación. Datos de Telework señalan que, si bien más del 50% de la empresas latinoamericanas ha implementado el home office, sólo el 15% de empleadores en la región tiene un modelo de trabajo 100% remoto.

Nueva forma de ver el trabajo

Los avances tecnológicos han abierto la puerta a nuevas modalidades de trabajo, una de ellas es el home office. De acuerdo con Silvina Moschini, el trabajo debe verse como “algo que se hace y no un lugar al que se va”. La fundadora de TransparentBusiness considera que el teletrabajo sí permite la supervisión de los colaboradores, sin caer en la vigilancia.

“Para que esta forma de empleo funcione adecuadamente es importante que las empresas brinden a sus empleados las tecnologías que sus actividades requieran o bien permitan a los empleados usar las que ellos consideren más adecuadas”, se afirma en el reporte El trabajador digital en 2019 de Citrix.

En ese sentido, Sara Torres, directora de Capital Humano de Alegra, describe al teletrabajo como una modalidad basada en tres aspectos fundamentales: flexibilidad laboral, trabajo por equipos y uso de nuevas tecnologías. Es un modelo de gestión de talento en el que el empleador ofrece las herramientas necesarias para que los colaboradores realicen sus tareas con base en resultados.

Recomendaciones para implementarlo

Ante la llegada del Coronavirus a México, Alegra, una empresa con un modelo de trabajo en el que todos sus colaboradores hacen home office, emitió las siguientes recomendaciones para implementar el teletrabajo sin afectar los resultados, la productividad y más importante, la salud de los trabajadores:

1. Establecer indicadores clave para los colaboradores

Trabajar bajo metas individuales y grupales que sean medibles y visibles para todos los miembros del equipo.

Recomendación: OKRs (Objectives and Key Results) es una metodología creada por el exCEO de Intel.

2. Tecnología a tu favor, trabajo en la nube

El uso de la nube sirve no sólo para tener canales de comunicación abiertos constantes, sino también para optimizar esfuerzos con herramientas de productividad albergadas ahí. Estas herramientas que se integran con calendario, correo electrónico y otras.

Recomendación: herramientas como Asana, Slack, Google Docs, Monday, Jira y Office 365, entre otras.

3. Espacio de trabajo adecuado

Incentivar a los colaboradores a diseñar y crear un espacio de trabajo adecuado en sus hogares, pues tener un espacio ergonómico, limpio, ordenado y cómodo permitirá que se sienta como en la oficina mientras la epidemia se controla.

4. Tomar pausas activas

Descansar durante el día sirve para recuperar energía y mejorar nuestro desempeño, pues laborar desde casa puede hacer que se pierda la línea entre hogar y trabajo. Esto servirá para prevenir enfermedades causadas por trabajos que no implican mucho movimiento.

5. Sobrecomunicación

Uno de los más grandes retos del trabajo remoto es conectarse con los compañeros de trabajo. Por ello, es fundamental estar constantemente comunicando al resto del equipo en qué se está trabajando y coordinarse. Es muy recomendable sustituir llamadas por videollamadas.

Recomendación: Zoom, Slack, Skype, Hangouts Meet y GoToMeeting.

CRÉDITO: 
Gerardo Hernández / Factor Capital Humano