3 estrategias para crear una marca con propósito

Los clientes ya no buscan solo comprar cosas, sino que tengan impacto. Foto: Especial

Vender artículos o servicios atractivos, así como ofrecer las mejores promociones ya no son la única prioridad de los consumidores al elegir una marca. Ahora, lo que buscan es que tengan un propósito, que vayan más allá del dinero y que aporten algo bueno a la sociedad, por lo que es vital que las marcas, tanto las existentes como las que están naciendo, tengan un enfoque claro de su propósito.

De acuerdo con un reporte de Havas Group, los consumidores esperan mucho más de las compañías, ya no solo la oferta comercial, sino que quieren autenticidad, una acción significativa de la organización, que sea sostenible para el bien de la sociedad y el planeta, y que no caiga en una estrategia de marketing. Ejemplo de ello es que un 66% espera experiencias más significativas.

Sin embargo, la percepción de las personas es negativa hacia los negocios, pues un 71% de personas tiene poca fe en que las empresas cumplan con seguir esta filosofía, lo que ha empeorado desde la pandemia, pues a la fecha, solo 47% de las marcas se consideran confiables cuando un 73% asegura que en estos momentos, es cuando las marcas más deben actuar por el bien del entorno. Otro 77% indica que las marcas deben apoyar su apoyo a las crisis por lo que un 75% está dispuesto a comprar de marcas que hayan ayudado durante la pandemia, revela una encuesta de Capgemini.

Si las marcas establecen su propósito, se preocupan por las causas y por dejar un impacto positivo, los clientes lo valorarán más y muestra de ello es que 53% asegura estar dispuesto a pagar más a una marca que tome esta postura, y por supuesto, la cumpla.

Para crear una marca con propósito, se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Ofrecer soluciones a problemas y no artículos
  • Ser transparente en todas las acciones
  • Analizar qué se puede hacer por los stakeholders
  • Promover el consumo responsable
  • Trabajar en generar hábitos saludables en los clientes
  • Crear productos o servicios que ayuden en otros ámbitos, no solo en el bolsillo del CEO

Asimismo, se puede partir de tres estrategias que frog, consultora líder en diseño e innovación estratégica, explica a continuación:

Alinear a consumidores y trabajadores

Es importante que tanto empleados, como líderes y clientes estén alineados en la misión central de una marca, que todos sepan los pilares del negocio y los incorporen en su vida diaria.

De esta manera, las organizaciones pueden enfocarse menos en la gestión de las apariencias y centrarse más en la oferta de valor.

Activar el propósito

Las organizaciones deben garantizar que sus sistemas, políticas y gestión sean consistentes con un propósito claro. Sin embargo, el cómo una marca traduce su propósito en acción depende de sus objetivos, necesidades y valores específicos.

Construir una base sólida para el crecimiento y el éxito a largo plazo requiere que las estructuras y prácticas internas de la organización reflejen los valores que proyecta al mundo.

“Mediante el desarrollo de un nuevo sistema de lenguaje de diseño para dar nueva vida a la marca y comunicar mejor nuevos servicios y productos, la compañía elevó el estándar para el autoservicio de experiencias de telecomunicaciones”, indica frog.

Mantén tu promesa

No se trata de solo anunciar que se tiene un cambio, sino de mantenerse fiel a ese principio o de lo contrario, la reputación de la marca se puede dañar definitivamente.

Por ello, la marca de brindar experiencias diferenciadas como membresías personalizadas, programas de lealtad, iniciativas enfocadas en una causa, así como ser transparente en toda la comunicación.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario