10 consejos de María Ariza para ser un mujer líder

Foto: Especial

En México, 4% de los socios de los fondos de capital emprendedor son mujer y sólo 16% cuentan con una mujer en el equipo de inversión, es decir, aún hace falta impulsar la participación de la mujer en los fondos de inversión, menciona María Ariza, directora General de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

Durante su participación en el foro Women Empowered, realizado por la Egade Business School, la directiva relató las dificultades a las que se ha enfrentado durante su carrera, sobre todo al navegar en un sector como el financiero, que típicamente está dirigido por hombres.

María Ariza, quien se convirtió es la primera mujer en dirigir una Bolsa de valores en México, relató que ha tenido la fortuna de trabajar con hombres respetuosos, que la han apoyado y se han convertido en sus mentores, pero reconoce que aún se requieren más mujeres en el sector.

Recordó que cuando fue directora de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), prácticamente era la única mujer y que actualmente ya han más participación femenina en los fondos de inversión y que sólo 12% del fondeo es dirigido a las mujeres y 11% de las empresas apoyadas tienen una mujer fundadora.

¿Por qué el capital emprendedor presenta menos mujeres?, María Ariza cree que se debe a que los hombres los hombres se acercan a pedir capital, mientras que las mujeres “aun tienen un ADN de miedo de acercarse a pedir dinero”.

También se debe a que los hombres prefieren a más hombres fundadores. “Los hombres invierten en industrias que en la historia ha sido muy escalable”.

De acuerdo con la directiva, las mujeres requieres mejorar su pitch y aprender a tomar decisiones más rápido y no dejárselas a otros.

“Nos falta cierta habilidad de negocios, de finanzas, pero además tenemos una carga importante en el hogar, del 70%, esto lleva a que tomemos un trabajo flexible u olvidarnos de hijos que nos los cuiden”.

Durante la María Ariza nos comparte 10 consejos para que una mujer sea líder

  1. Nunca te quedes en confort, siempre echarte para adelante.
  2. Prepárate incluso más que los hombres, demuestra que si estas sentada en esa mesa es porque te lo mereces y estas preparada. No dejen de estudiar, de prepararse.
  3. Quítate el miedo a preguntar. “Yo viví mucho tiempo pensando que no sabía, hay que involucrarse en redes que nos ayuden a superarnos”.
  4. Haz networking, crea una red y siéntete cómoda y acompañada, tanto de hombres como de mujeres.
  5. Aprende a venderte. Di las cosas buenas que tienes, no tengas miedo de decir las bondades que te caracterizan. La credibilidad suele aportar 7%, como suenas 38% y como te ves 55%.
  6. Arma tu propia marca, que te conozcan por lo que haces, por lo que dices, por tus virtudes.
  7. Busca mentores, pero sobre todo promotores. Los primeros con su experiencia te van a guiar y los segundos van hablar por ti; son los que van a decir: “yo la conozco”, “yo sé cómo trabaja”.
  8. Deja de esperar que te den lo que deseas, levanta la mano, solicita el aumento. “Solemos ser miedosas y penosas, tenemos que terminar eso”.
  9. Diversifica tus fuentes de fondeo. No hay mayor tranquilidad en la vida que hacerte del ahorro.
  10. Las cosas están como tú quieras que estén, porque están en tus manos.

María Ariza precisa que hace falta retención de talento femenino, porque cuando las mujeres empiezan a llegar a la etapa reproductiva salen de trabajar por dos opciones: por decisión propia o porque no tienen de otra.

“Cuando tú quieres que la mujer regrese después de la maternidad, el castigo en salario es brutal…. Sigue habiendo una brecha salarial”. Para terminar con esto se requiere impulsar una política salarial y parental.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario