Puntualidad: imagen del éxito en los empresarios

Una de las cosas que más desagrada, sobre todo a los que vivimos en ciudades como el DF, es que lo hagan esperar; y es que, de pronto, el hábito de la impuntualidad se ha vuelto parte de la imagen y percepción que la gente tiene del mexicano.

Según una encuesta realizada por OCC Mundial, 89% de los profesionistas mexicanos considera la puntualidad como un factor de importancia en su trabajo. Y entonces, ¿porqué tenemos la percepción de ser impuntuales? Y más importante, ¿qué hay detrás de serlo y cómo corregir este mal hábito que puede costar negociaciones completas? Ahorita te doy la clave para que puedas transformar esta imagen de ti mismo. ¡3, 2, 1, tiempo!

1.- Planea tus tareas con anticipación y tiempos necesarios. Si lo haces con la mayor anticipación posible, sabrás qué acciones tomar, cuándo hacerlo, cómo y dónde. Un ejemplo sencillo es dejar lista tu ropa del día siguiente, e inclusive el menú del desayuno, desde la noche anterior, para que esos 10 minutos que te toma elegir qué ponerte o qué desayunar, puedas emplearlos en otras actividades.

2.- Calcula el tiempo y verifica cuál es tu mejor momento. Asigna tiempos objetivos a tus tareas y analiza cuál es el mejor momento del día para que las realices, de acuerdo a tus capacidades o personalidad durante los diversos momentos del día.

3.- Despiértate y duérmete a tiempo. La gente sumamente puntual no tiene el mal hábito de los “5 minutitos más”, así como tampoco se va tarde a dormir; asigna el tiempo adecuado inclusive a estas actividades.

4.- Elimina el “una más”. La gente impuntual constantemente llega tarde porque siempre puede leer “un correo más” o hacer “una llamada o parada más”. Detente, respeta tu tiempo y el de los demás y no lo hagas.

5.- Utiliza una agenda. La organización a través de una agenda es un must de la gente puntual; ayuda a organizar tiempos y a no estar en apuros constantes.

Según el estudio mencionado, más del 70% de los encuestados relaciona la impuntualidad con baja productividad, incumplimiento o irresponsabilidad; de hecho mucha gente considera soberbios a los impuntuales al considerar que su tiempo “es más importante o vale más” que el de las personas puntuales. Así que, como director de una agencia de Relaciones Públicas te aconsejo que, no te atrases en cambiar este mal hábito y así, cambies la percepción que la gente tiene de ti. ¡Hasta ahora!

¿Tienes otros consejos para ser puntual? Compártenos en @tokrp !

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas, una empresa de Grupo Vink