Jesús María

Por: Gerardo Hernández

Para que un chocolate llegue a tu mesa o lo puedas disfrutar como golosina, se requiere un trabajo de más de trece días de trabajo.

Distribuir contenido