Javier Fernández

Por: Blanca Juárez

Las organizaciones deben tener alma, cuando no la tienen son como un dinosaurio, “que puede sobrevivir, pero está muerto y acabará falleciendo”, mencionó el directivo durante el Congreso Internacional de Recursos Humanos de Amedirh.

Distribuir contenido