¿Cómo analizar la información financiera? Parte XII

Como prometimos la semana pasada, trataremos de hacer un sencillo ejemplo de análisis financiero. A continuación, presentamos los estados financieros de una empresa ficticia dedicada a la distribución de maderas y materiales. Esta empresa es de reciente creación y los dueños solían trabajar en una empresa más grande dedicada a lo mismo. Con la experiencia, dos de los vendedores decidieron independizarse y con sus ahorros invertir en su propia distribuidora.

Cada uno invierte 150,000 pesos quedando como socios a 50% y proyectan vender anualmente 1 millón de pesos, pero, derivado de que parte de los clientes con los que contaban decidieron ser fieles al otro distribuidor, no alcanzaron dicho volumen de ventas. Después de varios años de operar, se dan cuenta de que el negocio no está arrojando los resultados deseados.

Con objeto de tener su junta de socios y poder tomar decisiones hacia el futuro, contratan a un asesor independiente para que les haga un análisis de la situación de la empresa y checar los factores que es necesario corregir para sacar adelante el negocio.

El analista, además, hace algunas investigaciones por su cuenta y cuestiona ciertos puntos de la administración, con el fin de tener mayores elementos de juicio. Uno de los temas es que busca fuentes de información sobre los promedios aplicables a las empresas similares en el sector, para esto investiga en la cámara de comercio a la que pertenece y en otras fuentes.

Dentro de los cuestionamientos que hace a la administración de la empresa, incluye cosas como las prácticas comerciales y financieras, como son los plazos de pago otorgados a los clientes, los plazos que los proveedores les otorgan, las integraciones de los costos y gastos, así como explicaciones de los conceptos más importantes del estado de resultados y del balance.

Las primeras conclusiones que sacamos del análisis son las siguientes:

Lo primero que llama la atención es que el capital de trabajo neto está sufriendo un deterioro, disminuyendo 20,000 pesos en el 2017, asimismo la relación de capital de trabajo disminuyó 20 décimas pasando de 2.19 a 1.97 veces, es decir, que ahora se cuenta con menos recursos excedentes para cubrir las necesidades adicionales o el crecimiento del negocio.

La relación del activo fijo contra el capital de trabajo subió 1.2%; sin embargo, no es que se haya invertido en activos, sino que se está disminuyendo el valor del capital por las pérdidas incurridas.

El pasivo a corto plazo crece 10 millones de pesos, esto sumado a las pérdidas incurridas hace que la relación de pasivo a corto plazo contra capital suba 6.5 por ciento. Es decir, que los acreedores están aumentando su participación en el negocio debido a que están financiando la operación.

Los inventarios están creciendo y el capital de trabajo depende más de los inventarios, esto es que la posibilidad de enfrentar las obligaciones de la empresa dependerá de la rapidez con la que se puedan vender los inventarios.
Debido a falta de espacio, continuaremos la semana que viene.