NO HAGAS CASO A LOS MITOS Y SE UN EMPRENDEDOR CON ÉXITO

Mitos hay muchos en la vida; verdades concretas, muy pocas, especialmente en el mundo de los negocios, donde las especulaciones suelen estar a la orden del día y las visiones erróneas pueden abundar, encaminándote hacia al fracaso. Cuando tienes una idea en la cabeza, si tienes alma de emprendedor, no podrás dejar de pensar en convertirla en un negocio. Pero si eres un novato, o te falta un poco de experiencia, puedes cometer el error de creer que con la idea basta y es lo más importante. Lo peor sería que te confundas con simples mitos y dejes de planificar tu proyecto como es debido: a través de un buen plan de negocios. Recuerda que sólo así convencerás a los inversionistas y todo el entorno donde quieres que se desarrolle tú empresa, porque ellos pensarán más detenidamente y están preparados para detectar y eliminar los mitos. El pensar que una brillante idea te hará rico, es mentira. No es necesaria ni tampoco suficiente para el desarrollo de un negocio exitoso. La idea es casi irrelevante. Lo que importa es lograr contestar las cuestiones esenciales para poner en marcha sin ninguna duda y con toda seguridad nuestros objetivos, debes tener en cuenta como base de todo las siguientes puntuaciones y en base a eso podrás ir eliminando miedos, mentiras y mitos.
1) ¿Quiénes son tus clientes?
2) ¿Por qué comprarán lo que vendes?
3) ¿Quién forma parte de tu equipo? y
4) ¿Cuáles son los riesgos?
Cuando se inicia la aventura del emprendimiento, hay ideas falsas que la imposibilitan. Derríbalas y alcanza el éxito.