Modelo de trabajo híbrido en mi empresa, ¿por qué sí y cómo implementarlo?

En el contexto actual, las empresas ya deben de estar aplicando cambios permanentes para proteger la seguridad de su gente, preparándose con las herramientas necesarias y realizando adaptaciones en las oficinas con el objetivo de implementar la modalidad de trabajo híbrido.

Los modelos híbridos consisten en combinar diferentes formas de trabajo, presencial + remoto, siempre y cuando se cumpla con los objetivos establecidos. La finalidad es brindar a los colaboradores mayor flexibilidad al permitirles laborar en donde se sientan más productivos y cómodos con el objetivo de otorgarles bienestar, lo que se traducirá en compromiso y mejora de la productividad.

Además, este modelo laboral podría traer beneficios tanto para la empresa como para el colaborador. Las organizaciones tienen la ventaja de reducir costos al tener oficinas más pequeñas o incluso no tenerlas y alquilar un coworking una o dos veces por semana, además de garantizar las condiciones que los tiempos actuales requieren, que se traducen en mayor satisfacción y productividad. En cuanto a los empleados podrán de gozar de flexibilidad en sus horarios, ahorro en costos de transporte y tiempos de traslado, mayor autonomía, equilibrar su vida laboral con la personal y mantener el vínculo físico con sus compañeros, colegas y superiores.

Sin embargo, gestionar un equipo híbrido requiere de planeación, por ello en OCCMundial brindamos algunas recomendaciones:

  • Establecer opciones de espacios de trabajo colaborativo o coworking con el objetivo de que los empleados laboren unos días de la semana en casa y otros días de manera presencial en un espacio que esté céntrico para la mayoría de los colaboradores y que tenga sedes en distintos puntos de la ciudad para cuando se requiera de flexibilidad.
  • Otra manera de llevar a cabo este tipo de trabajo puede ser a través del establecimiento de horarios escalonados, sobre todo en algunas industrias como la manufacturera.
  • Fortalecer la cultura organizacional de la empresa. Que los espacios de trabajo no solamente se basen en ser una oficina más sino un lugar en el que se vive la cultura y los valores empresariales, fortaleciendo el sentido de pertenencia y las conexiones entre colaboradores.
  • Invertir en espacio y tecnologías para unir lo físico y lo digital. Hoy en día sabemos que el espacio de trabajo no se reduce solo a la oficina, por ello es importante que las empresas tengan en cuenta cómo equipar a los colaboradores con las herramientas que necesitan para desarrollar su trabajo sin importar si trabajan desde casa, si están en la fábrica, en la oficina o aprovechando los trayectos.

Crear una fuerza laboral híbrida no es una tarea demasiado compleja. Sin importar la manera en la que las organizaciones decidan implementar estas nuevas formas híbridas de trabajo, es importante hacerlo con una planeación estratégica que considere la flexibilidad como eje, la adaptación al cambio y, sobre todo, el desarrollo de una cultura organizacional que impulse el compromiso y la productividad de los colaboradores.

* Sergio Porragas es Director de Operaciones (COO) de OCCMundial