Retos Empresariales: Productividad, clave para crecer

En México existe una broma que si se analiza con detalle tal vez no sea tan graciosa para muchos pequeños y medianos empresarios que luchan día con día por sacar adelante su propuesta empresarial.

Estoy hablando de la pregunta que un compadre le hace a otro: ¿a qué hora entras a trabajar?, y éste le responde: a las 8 de la mañana, y después el compadre le dice nuevamente: Y... ¿a qué hora empiezas a trabajar?.

Esto más allá de la broma en sí, nos refleja una cruel realidad de los tiempos y recursos perdidos en distintas industrias y sectores productivos del país.

Recientemente tuve la oportunidad de platicar con Santiago Macías, coordinador general de Compite, y veíamos tristemente cómo la desorganización, la falta de planeación y de previsión de las empresas, hace que muchos de los trabajadores, no sólo no inicien sus labores a tiempo, sino que a la larga esto se transforme en fuertes pérdidas, que pudieron haber sido evitadas de haber existido coordinación.

También, se ve con frecuencia que el capital humano está en segundo término cuando éste es esencial y básico para que una empresa sea productiva.

Macías me comentaba que en México muchas empresas no utilizan su capacidad de producción adecuadamente, y que muchas de ellas también, cuentan, por ejemplo, con maquinaria que es usada sólo en un 70%, desperdiciando una gran oportunidad de crecer, innovar y hacer más y mejores productos.

Comparado con otros países, México podría duplicar tranquilamente sus niveles de producción si existiera un mayor acercamiento de los empresarios hacia consultores e instituciones, privadas o públicas, para reconocer este tipo de fallas.

Adicional, este cambio bien podría venir acompañado de la tecnología, que en mucho ayudaría a las empresas a tener un mejor control y administración de lo que sucede al interior de su negocio.

Tome en cuenta que en la actualidad para obtener una posición competitiva, las pymes deben enfocarse hacia un cambio organizacional que esté dirigido principalmente a mejorar continuamente todos sus niveles y áreas, con un líder que se ponga el reto de alcanzar siempre nuevos estándares de productividad.

Alguna vez a analizado cuántas horas hombre se pierden en su negocio al día, o cuánta capacidad ha dejado de aprovechar.

En otro rubro, usted se ha preguntado cuánto podrían mejorar sus procesos de contar con una certificación dentro de la industria en la que se desenvuelve. La consultora BSI informó recientemente que las certificaciones de calidad pueden significar mejoras de hasta 40% en la productividad de las empresas, incluso de las que cuentan con 10 trabajadores.

No olvide que la productividad está asociada también a las condiciones salariales y de trabajo que usted ofrece, por lo que es importante verificar si existen las herramientas, la higiene laboral y los elementos para abatir los riesgos de trabajo.

Impulse su propia competitividad, siendo más productivo, atrévase a tomar este reto empresarial.
[email protected]

CRÉDITO: 
Carmen Castellanos Gaytán*