Masisa busca expandirse a través de pequeños y medianos empresarios

El fuerte potencial que representa el mercado de la madera en México y su cercanía geográfica con Estados Unidos y Canadá, ha despertado el interés de la empresa chilena Masisa para buscar una expansión basada en la adaptabilidad y flexibilidad de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

Esta compañía, dedicada a la elaboración placas de madera para la construcción de muebles, llegó al país en el 2001 al estado de Durango donde adquirió una fábrica para realizar tableros de madera, que se distribuyen a los Placa Centros, como le denominan a sus sucursales, y a sus diversos clientes.

Claudio Cerda Herreros, director general de la empresa, explicó que, "desde el 2002, cuando se comenzó con el proyecto de los Placa Centro, hasta este año, se abrieron 70 de estos negocios en la ciudad de México y otras ciudades de la república".

El modelo consiste en asociarse con algún empresario que ya tenga un negocio, como lo son las madererías que por años han operado como centros de distribución, para proveerlas de tecnología y capacitación, haciendo su negocio más productivo.

"Para esto se están buscando empresarios pymes que a diferencia de los grandes corporativos tiene un poder decisión más rápido. La ventaja de trabajar con estos empresarios es que hacen todo lo posible por hacer crecer su empresa", dijo Cerda Herreros.

Bajo este concepto no hay una inversión inicial, pues ésta se liquida en pagos, y la adecuación del local en cuanto a imagen es realizada por la empresa.

Algunos de los madereros que se han sumado al modelo de los Placa Centros y que tenían márgenes de ganancia de 3% o 4%, ahora están por arriba del 20 por ciento.
Hasta el momento México es el país que más unidades tiene a nivel regional con 70, y se pronostica que en el 2007 puedan crecer a más de 100.

Un gran mercado
La empresa forestal que tiene presencia en Argentina, Brasil Venezuela Chile, en este último país son propietarios de hectáreas de bosques, además de aserraderos y fábricas de tableros de madera que se distribuyen en América del Sur.

Para Masisa, México es de suma importancia para su desarrollo comercial, pues su cercanía con los mercados de Estados Unidos y Canadá lo hace atractivo.

En México el consumo per capita de tableros de madera es de dos a tres veces menor que en países del sur, es esta diferencia la que muestra una oportunidad de negocios.

A diferencia de algunos de los países en los que opera la empresa, como es el caso de Chile donde es dueña de varias hectáreas de bosque, en México no cuenta con una sola, pues la Ley de Desarrollo Forestal prohíbe que empresas sean dueñas de bosques.

Por lo que, "nos hemos dado a la tarea de crear lazos con los dueños de estos bosques para de alguna forma garantizar el suministro de la materia prima y dar continuidad al negocio", dijo el entrevistado.
obecerril@eleconomista.com.mx

CRÉDITO: 
Omar Becerril Castillo

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.