Empresario ¿Ya ofreciste una disculpa?

Mucho se piensa que ofrecer disculpas es algo que solo deben realizar los subordinados en una empresa o, inclusive, los proveedores, pero nunca los jefes o empresarios y mucho menos los clientes; sin embargo, seamos el rol que seamos, ¿no es que todos somos susceptibles de tener errores?

A lo largo de mi experiencia como director de Tok Relaciones Públicas, como empresario, jefe, proveedor y cliente, me he dado cuenta de la importancia, poder e imagen que pueden llegar a tener dos simples palabras como “lo siento” y que, muchas veces, se tiene una idea errónea al respecto, ya que se piensa que esta expresión genera vulnerabilidad o una posición de inferioridad respecto a los demás.

Como jefes, cometemos errores al levantar la voz o al ofender a nuestro personal a través de nuestra manera de reprender, como clientes nos ocurre lo mismo con los proveedores, pensando en cualquiera de los dos casos que, como pagamos, tenemos una posición superior. ¡Pues no! Déjame te doy algunas ventajas de ofrecer disculpas a tiempo:

*Según Alison Wood, investigadora y autora de un estudio de la escuela de negocios de Harvard sobre este fenómeno, “las disculpas simples son una herramienta potente y fácil de usar para la influencia social”.
*Disculparnos por problemas, inclusive ajenos a nosotros, nos da una posición de ventaja al momento de solicitar ayuda o un favor.
*El pedir perdón mejora nuestra autoestima y genera tolerancia a la crítica de otros.
*Se deja pensando a la otra persona involucrada en el conflicto y, muchas veces, esta última, también ofrece disculpas.
*Ofrecer una disculpa relaja la mente, nos libera del pasado y nos hace enfocarnos en lo que viene que, como empresarios, debemos de estar atentos de replicar en todo momento.
*Al ofrecer una disculpa a tiempo, podemos salvar una relación comercial o una relación de subordinación y no perder un gran elemento del equipo que, por orgullo, podríamos dejar ir.
*Admitir un error y saber pedir perdón aumenta la confianza de los equipos de trabajo que se lideran (en el caso de los jefes) o se atienden (en el caso de los clientes).
La realidad, según otro estudio del Chartered Institute of Personnel and Development en Londres, es que sólo el 19% de los subordinados creen que los jefes ofrecen disculpas cuando meten la pata. ¿Tú eres parte de este porcentaje? Si no, pide perdón y comienza a serlo.

¿Eres empresario y te cuesta ofrecer disculpas? Compártenos en @tokrp !

El autor es director general de Tok Relaciones Públicas, una empresa de Grupo Vink