Puntos clave para llevar tu Pyme al éxito

¿Quieres hacer crecer tu pequeña o mediana empresa? ¿Sabes cuáles son las tácticas que debes implementar?

Crear una pequeña o mediana empresa es un gran reto; consolidarla y mantenerla por muchos años requiere de un esfuerzo aún mayor. El Centro de Desarrollo de la Competitividad Empresarial y el INEGI han destacado que solo 25% de las Pymes en México continúan en el mercado después de los primeros dos años; por ello, si quieres que tu negocio esté dentro de este porcentaje y se vuelva una empresa exitosa es necesario que contemples algunos aspectos.

¡Construye el camino a la cima!

Para que tu empresa sea realmente rentable y sólida debes construirla desde cimientos fuertes y certeros.

La clave para tener estas bases firmes es poner cuidado y orden en cualquiera de los ramos de tu empresa: logística, administración, operación y cualquier otro departamento que, de acuerdo con el mercado, tenga. Una compañía que tiene todas sus áreas sólidas se nota y provoca un efecto benéfico en sus socios y clientes potenciales quienes tendrán mayor confianza y lealtad a la marca.

Sabemos que no existe el plan perfecto y que seguramente habrá puntos que se necesiten fortalecer y poner en orden, por ello es importante que detectes en qué puedes estar fallando y corregirlo desde ahora.

¿Qué debes hacer?

Una verdadera estructura, un plan de negocios detallado y un plan de continuidad para tu negocio en caso de crisis, te ayudarán a tener un mayor control sobre todo lo que tiene que ver con tu empresa, para ello existen acciones básicas que debes llevar a cabo:

  • Analiza tu mercado. Investiga todos los detalles del mercado al que estás entrando, tanto en la competencia como en tu público meta; comenzar con un negocio pequeño te permite tener trato directo con tus usuarios finales y saber qué es exactamente lo que espera de ti.
  • Protégete para superar adversidades. Toda empresa tiene riesgos, puede verse afectada por fenómenos naturales, por accidentes o incluso por robos de mercancía o de su flotilla de vehículos. Esto puede desestabilizar las finanzas de tu empresa, prevé y contrata un seguro que te proteja ante estos casos, el catálogo de productos es amplio.
  • Actualízate. Estamos en una época donde las diferentes tecnologías permiten ofrecer mayor innovación de manera constante, todos los mercados se actualizan día con día y, si quieres mantenerte en el top of mind, siempre debes estar actualizado e ir a la cabeza de todas las tendencias que hay a nivel local y mundial.
  • Construye un plan financiero. Si lo que deseas es que tu empresa crezca y tenga finanzas sanas, las primeras ganancias en realidad debes de verlas como una reinversión. Evita ver como ingresos personales más de lo que tu empresa produce y necesita para mantener su operación. Recuerda que todo lo que no contabilices, lo paga la utilidad.
  • Busca el equipo de trabajo ideal. Define qué tipo de colaboradores realmente necesitas y asegúrate que tengan características positivas que aporten a tu empresa. Una vez que lo consigas, haz atractiva su permanencia: ofrece prestaciones adicionales que generen lealtad a tu empresa (el seguro de vida y el seguro de gastos médicos, son una buena opción).

Estas acciones parecen más sencillas de lo que en ocasiones resultan ser, pero llevarlas a cabo le darán a tu empresa una gran perspectiva de crecimiento.

Si quieres que tu negocio logre ser una gran compañía debes prepararlo desde un inicio para contar con todo lo necesario en cada una de sus etapas de crecimiento.

*Beltrando Pini Rodríguez es Vicepresidente de Distribución y Mercadotecnia de AXA México.