Organiza tu negocio y disfruta de tus vacaciones

Antes de salir de vacaciones automatiza tu negocio. Foto: Especial

Ser independiente y tener tu propio negocio, así como depender de tu tiempo, sin necesidad de tener un horario de 9 de la mañana a 6 de la tarde, es el sueño de muchos; sin embargo, crear tu propia empresa muchas veces requiere invertir más tiempo que si se trabajara para una empresa, incluso trabajar durante vacaciones.

Tomar vacaciones despejará tu mene del trabajo, el cerebro se relajará y fluirán las ideas por si solas. Además, te sentirás menos agotado, regresando tendrás un mayor desempeño, que se reflejará en tu día a día.

Aunque un par de días sirven para meditar, relajarte y liberarte del estrés, no son suficientes, porque toma tres días entrar en una actitud vacacional, por esta razón la duración mínima de tu salida debe ser de siete días.

A fin de tener una vacaciones placenteras y no tener que preocuparte por tu negocio los días que estés lejos, Mónica Moyano, publicista, consultora de negocios online, experta en estrategia digital y coach comparte cinco recomendaciones para organizarte y disfrutar de de tus vacaciones mientras tu negocio sigue funcionando.

1.- Deja cerrados los temas pendientes para no tener que pensar en ellos durante las vacaciones

Si en tu caso esto es imposible, anota en un papel qué será lo primero que tendrás que hacer cuando regreses de tus vacaciones y déjalo junto a la computadora para que sea lo primero que veas al volver. Esto te permitirá desconectar y vaciar tu mente durante tus vacaciones.

2.- Avisa con antelación acerca de los días que te ausentarás

Enviar un email a tus suscriptores y clientes unos días antes, dejar una respuesta automática desde tu correo electrónico indicando en qué días estarás ausente o publicar un aviso en las redes sociales son algunas de las acciones que puedes llevar a cabo. De este modo tanto tus clientes como tus suscriptores y seguidores estarán notificados y tú te sentirás más tranquilo y menos estresado.

3.- Automatiza tu negocio

No solo puedes dejar una respuesta automatizada en tu correo, gracias a la tecnología puedes dejar todo listo para no tener que preocuparte de nada durante tu ausencia, aunque para ello será necesario que te planifiques y te organices antes, no intentes hacerlo todo el último día.

Puedes dejar programados los contenidos de tu blog para que tus lectores no noten tu ausencia, algo muy sencillo si utilizas un gestor de contenidos con Wordpress; puedes programar tus envíos de email, ya sea tu boletín, alguna promoción de verano o cualquier otra información de interés, algo que puedes hacer fácilmente con un gestor de email marketing profesional; y puedes programar tus publicaciones en tus redes sociales para no tener que estar pendiente durante tus días de descanso.

4.- Ten tu negocio en la nube

Para mayor tranquilidad puedes tener tu negocio a la distancia de un click si trabajas desde la nube, a través de herramientas como Google Drive y de aplicaciones o softwares como servicio, las cuales permiten a los usuarios conectarse a ellas a través de Internet y usarlas.

Existen muchas herramientas que te permitirán trabajar desde la distancia si surgiese una urgencia y aunque estuvieses en la otra punta del mundo, como el correo electrónico, el calendario, herramientas ofimáticas, herramientas para realizar videoconferencias, herramientas de diseño o herramientas de contabilidad entre otras muchas.

5.- Busca una persona que te apoye

Puedes contar con alguna persona que te de soporte y gestione tu correo y la atención al cliente, un asistente virtual. Contar una persona de este perfil no solo te liberará de tareas sino que te permitirá filtrar lo verdaderamente urgente y dejar el resto para la vuelta de tus vacaciones.

Trabajar por cuenta propia como profesional liberal y disfrutar de tus vacaciones mientras tu negocio sigue funcionando es posible si te lo propones y estás dispuesto a hacer los cambios necesarios, con planificación y con una mente abierta que adapte tu negocio a la transformación digital que nos ha tocado vivir y que ha llegado para quedarse.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario