Optimiza la inversión en publicidad con tecnología

Usa las experiencias para crear campañas dirigidas. Foto: Shutterstock

Dar a conocer una marca, un servicio o relanzar un producto es esencial si se quiere permanecer en el mercado. Existen muchas formas de crear publicidad, desde los tradicionales como flyers, espectaculares o transmisiones por televisión, hasta el uso de las nuevas tecnologías, y son estas últimas las que pueden aprovechar las pequeñas y medianas empresas, sobre todo aquellas que no cuenten con un gran capital para financiar campañas.

Optimizar la inversión en publicidad a partir de la inteligencia artificial y machine learning es posible, esto porque el lanzamiento de una campaña o producto puede dirigirse al target específico y que a partir de los contenidos que el usuario vea en su computadora o smartphone, vea publicidad relacionada.

En cuanto a costos, “básicamente se puede invertir en una campaña digital desde 5,000 hasta 20,000 pesos, realmente tú tienes la posibilidad de invertir tanto como puedas, no hay un tope”, dice en entrevista a El Economista Mayra Contreras, country managing director para Teads en México, compañía de marketing digital, y añade que actualmente es más el monto que se debe invertir porque cada vez hay más actores que usan la tecnología y por lo tanto más competidores.

El monto de inversión que debe realizar una empresa va de acuerdo con sus objetivos. “El costo a invertir va a ser completamente optimizable porque va ir dirigido a la audiencia que quieres”.

La intención de usar la tecnología es generar una publicidad digital a partir de experiencias, con un elevado estándar de calidad y experiencia agradable para los usuarios, publisher y anunciantes, utilizando marca agencia y medios, detalló Mayra Contreras.

Pretesting

Una forma de optimizar una estrategia publicitaria es a partir del uso de pretesting, que significa obtener insights para entender el comportamiento de la audiencia, incluso antes de lanzar una campaña.

Tener esta información “le da el poder a las marcas para mejorar y optimizar sus estrategias digitales, resultando en una gran oportunidad para potenciar el impacto, medir la efectividad y los esfuerzos publicitarios”.

Un ejemplo de la implementación de pretesting es la campaña realizada por Jeep Brasil, que al utilizar herramientas que permitieron conocer la relación entre marca y usuario, las personas vincularon mejor los productos con la marca.

Por medio de tecnología de codificación que monitorea la expresión fácil desde la cámara del dispositivo, Jeep descubrió que los hombres se comprometen mucho más cuando son expuestos a escenas relacionadas con los productos, mientras que las mujeres muestran mayor empatía en contextos de estilo de vida.

Esta información les ayudó a crear una mejor campaña publicitaria.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario