Haz que tus colaboradores se enamoren de su trabajo

Elimina las viejas reglas de trabajo. Foto: Shutterstock

Se debe cuidar a cada empleado para que sea feliz en sus labores, aumente su compromiso y viva la cultura de la empresa.

“Las preocupaciones de casa no se llevan al trabajo”, “si vives lejos es tu problema”, “al trabajo llegas a tiempo”, “los ratos libres deben utilizarse para hacer mejor el trabajo” son algunas de las frases que por años se han mencionado y que incluso eran normas de las empresas, o de lo contrario, no se tendría disciplina ni buenos resultados.

Tiempo atrás, los empleados y jefes argumentaban que el trabajo debía ser un lugar serio, sin mayor contacto que lo necesario para realizar las operaciones y, de este modo, hacer crecer la empresa; pero con el paso del tiempo se ha observado que estas fórmulas no son tan efectivas como se creía, sino que la clave es hacer del centro de trabajo un lugar cómodo, armonioso y feliz.

“Si queremos que las personas trabajen felices y disfruten el tiempo que dediquen a la organización, debemos hacerlos sentir queridos y valorados”, afirmó Fabiola Borquez, jefa de producto en Runa, empresa de software de administración de personal, durante la inauguración de Aula Morada.

Todas las organizaciones, sin importar a qué se dediquen, deben tener entre sus prioridades el bienestar laboral; así los colaboradores querrán estar en la empresa, tendrán mejores resultados, la rotación laboral se reducirá y se creará un ambiente sano.

Piensa en cuántas horas dedica cada empleado a sus labores, busca crear un vínculo especial”.

Cómo hacerlo

Para Borquez, hay que comenzar eliminando estigmas, como el de llegar a tiempo y checar, descontar retardos o negar permisos para atender asuntos, como trámites o citas médicas.

Lo ideal es tener horarios flexibles, donde no importe el tiempo que se pasa en la oficina, sino que prevalezcan las metas cumplidas. Para esto, también es importante dar la opción de teletrabajo, lo que es posible con la tecnología, que incluso ayuda a incrementar la productividad.

Otra opción para los colaboradores que asisten a sus centros de trabajo es ofrecer un servicio de transporte, no necesariamente uno especial de la empresa, sino que se puede recurrir a las diferentes plataformas de movilidad actuales en el mercado. Esto reduce el estrés y elimina una preocupación, además de que garantiza mayor seguridad.

Pero la oferta a los empleados no debe limitarse en transporte y formas de trabajar. Si realmente se quiere tener un acercamiento y más compromiso, hay que atender otros aspectos personales como la salud. Para esto, los programas médicos son un importante aliado.

“Esa preocupación pasa a ser muy pequeña porque está cubierta cuando ocurren accidentes o se presenta una enfermedad”, dijo.

Necesidades personales

Las empresas también deben ser conscientes de los intereses de las nuevas generaciones, como los millennials, quienes suman gran parte de la fuerza laboral de la actualidad. Por ejemplo, algo que a esta generación le preocupa es contar con espacios pet friendly o con permisos en caso de que la mascota requiera atención médica.

Un caso así le ocurrió a Borquez, quien en su empresa, se encontró con un compañero que pidió trabajar desde casa por algunos días, ya que acababa de adoptar un perrito. Ante esto, la líder lo felicitó, lo compartió con el equipo y le dio las facilidades necesarias.

“Ese tipo de cosas que pueden parecer muy pequeñas o hasta gracioso, disminuyó la preocupación del colaborador que no tenía con quien dejar a su mascota. Detalles así deben tenerse”.

También, hay que ayudar a los que quieren aprender más allá de sus labores y que estudian, no hay que negarse a cumplir esos sueños. “Si tienen un colaborador que a diario quiere aprender algo nuevo, valórenlo e incentívenlo”, dijo Borquez.

Para ello, también es ideal dar mentorías de personas especializadas de cada área. Así los colaboradores se sentirán queridos y valorados.

Tampoco hay que olvidar la salud mental, que puede tratarse a través de actividades como equipos deportivos, clases de yoga, ejercicio, entre otros.

Al final, todas estas actividades crearán la verdadera cultura de la empresa, no sólo esa plasmada en la entrada como misión, visión y valores, sino que todos los colaboradores la vivirán y transmitirán.

“La cultura debe estar presente desde los primeros procesos de reclutamiento de talento”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario