Funerarias para mascotas, negocio en crecimiento

Los servicios funerarios para mascotas son un buen negocio. Foto: Especial

Decir adiós a una mascota es una pérdida irreparable para muchas personas, ya que se convierte en un miembro más de la familia. En un momento tan devastador como la muerte, se agrega el problema de qué hacer con los restos de nuestra mascota. Una opción es contratar un paquete funerario dedicado a ellas.

Aunque hasta hace unos años no existían servicios especializados para animales de compañía, fue en 1998 cuando surgió la primera empresa dedicada a este rubro, y este mercado comenzó a crecer en los últimos cinco años.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que siete de cada 10 hogares cuentan con una mascota, de los cuales 89% son perros.

Existen diferentes opciones, tanto del sector público como privado, para darle el último adiós a nuestras mascotas, las cuales van desde servicios médicos para dormirlos, una sala de despedida, cremación y diversos objetos para depositar las cenizas.

De acuerdo con información proporcionada por empresas que ofrecen estos servicios, en la Ciudad de México se realizan entre 10 y 15 servicios al día, mientras que en todo el 2017 se registraron un promedio de 3,000.

Los precios para estos servicios dependen mucho del lugar seleccionado, el tamaño de la mascota o bien, si se busca que sea personalizado, a través de productos como jarrones, urnas tradicionales o ecológicas, relicarios, reducción en placa con la huella de la mascota, dijes, reconocimientos, entre otros.

No hay pretextos

En el sector público, el Departamento de Patología de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ofrece este servicio de manera individual; permite la recuperación y entrega de las cenizas en tres días. Los costos oscilan entre 1,000 y 1,800 pesos según el tamaño del animal de compañía.

En cuanto a los servicios privados, en la Ciudad de México existen siete empresas establecidas: Funeral Pet, Animal Rest, Huellitas en el Cielo, Pets in the Sky, Ohana, Pets Memorial y Animal Heaven.

Si la mascota muere en el domicilio del dueño, un equipo se traslada hasta el lugar y recoge el cuerpo para llevarlo a incinerar. En caso de que se quiera dormir al animal de compañía, se cuenta con las instalaciones para hacerlo.

En el caso de la cremación, el dueño o dueños pueden presenciar dicho momento; al final se entregan las cenizas, luego de una espera de entre una y tres horas, lo que dependerá del tamaño y peso que la mascota tuvo.

El costo es de 2,500 pesos para una mascota pequeña; 3,000 para una de tamaño mediano y 3,300 para un perrito grande; aunque el promedio que gastan los dueños es de 2,500 pesos.

En cuanto a los objetos para guardar las cenizas, varían si son dijes, reconocimientos o urnas. Los precios oscilan entre 800 y 3,000 pesos.

La urna ecológica es una de las más solicitadas por los dueños de estos pequeños. Está hecha con materiales como tierra, harina, sal y fibra de coco. Puede ser enterrada, arrojada al mar o a un río. Su costo va desde 2,800 hasta 4,000 pesos según el tipo de material utilizado.

Honrar a nuestras mascotas

Luis Morales, director general de la funeraria Huellitas en el Cielo, explicó que un servicio funerario para mascotas tiene muchas razones que van desde conservar los restos de la mascota a través de otra forma física, así como la parte ambiental, ya que en la Ciudad de México no se cuenta con lugares accesibles para enterrar a un animal de compañía, con lo cual se evitan focos de infección.

Afirmó que desde aproximadamente cinco años, aumentó la demanda en 25% anualmente y con un promedio de 12 servicios al día.

“Todo esto se debe al auge que ha habido en los últimos años de la cultura y el respeto hacia las mascotas. Yo considero que la gente haga conciencia de que sí hay un servicio de cremación, pero no dejarse llevar por la parte del dolor y del sufrimiento para tomar una decisión precipitada y que te orille a contratar servicios que no son seguros y que ponen en riesgo que de verdad te entreguen a tu mascota”, comentó.

En tanto, Alejandro García, fundador y director general de Funeral Pet, enfatizó que dar una despedida digna a las mascotas está relacionado por el interés, el cuidado y el respeto que tienen los dueños.

Enfatizó que en el último año, los jóvenes y las parejas sin hijos son quienes más demandan este tipo de servicios.

“Los jóvenes son quienes invierten muchísimo más en ese tipo de servicios funerarios y en lo que hemos visto reflejado, también cualquier otro servicio para mascotas, yo creo que ha crecido mucho”, comentó.

Paquetes a futuro

Ante el incremento de este tipo de servicios, Luis Morales explicó que aunque por ahora no existen paquetes de previsión funerarios para mascotas, adelantó que esta industria ya contempla incorporar estos productos en un futuro.

Explicó que es difícil calcular precios tomando en cuenta que hay muchos factores como desastres naturales, que la mascota se pierda o se muera antes de tiempo.

“Para nosotros es muy difícil calcular precios a un futuro para una animal de compañía que a lo mejor se puede perder, se puede morir en un viaje, es complicado tratar de cubrir esas cláusulas”, enfatizó.

Expuso que dentro de la regulación sobre esta área no se tiene contemplado al mercado de mascotas para servicios a futuros, por lo que primero tendría que haber una regulación, y que una vez teniendo esto haya mas servicios de planes de previsión funeraria.

[email protected]

CRÉDITO: 
Montserrat Galván