Errores que espantan a las empresas y empleadores

Foto: Shutterstock

Hace unos cuantos días terminó el tradicional festejo de Día de Muertos, sin embargo hay una historia de terror que se presenta durante todas las épocas del año y ante la cual muchos tiemblan: la entrevista de trabajo.

No sólo los candidatos sienten miedo, aunque parezca extraño, los entrevistadores tienen una infinidad de situaciones que han alterado sus sentidos durante las entrevistas.

Por ello y a través de un comunicado, ManpowerGroup ofrece algunos tips para evitar esos errores terroríficos con la finalidad de salir triunfante de esta situación.

Uno de los puntos más importantes es el correo electrónico. De adolescentes creamos una cuenta con el apodo más divertido que pudimos, pero ahora que estamos buscando trabajo este medio debe verse 100% profesional y es momento de sacar un correo nuevo.

¿Qué pasaría si Frankenstein tuviera un mail como frankyelchido8846@monstruos.com? Lo mejor es tener un correo con nombre y apellido, para ser recordable y facilitar el contacto.

Proporcionar datos o documentos falsos es un completo peligro. Se puede pensar que esto dará más oportunidad de obtener el trabajo, pero al final la verdad sale a la luz. El entrevistador cuenta con experiencia y está capacitado en detección de mentiras, por lo que no se debe arriesgar nada.

Confía en tus propias habilidades y competencias; hoy en día, una de las cosas más importantes para obtener un puesto de trabajo es la actitud y las ganas de aprender que tengas.

Una forma de demostrar que se es sincero es manteniendo el contacto visual. Ver a los ojos al entrevistador es sinónimo de que no existe nada oculto. Ero una mirada fija y constante a todos molesta.

Evita que tu currículum sea demasiado largo. Diariamente se reciben cientos de currículums y se agradecen aquéllos que son breves y concisos. Trata que sea de una o máximo dos páginas. En él se debe mencionar lo relevante para el puesto y elimina información que no agregue valor.

Uno de los errores más comunes es “la foto en el currículum”. Si una empresa pide que se incluya, ésta debe ser profesional. Una imagen dice más que mil palabras y dicha fotografía será la primera impresión que el reclutador tendrá.

La segunda impresión será durante la entrevista, por lo que se debe cuidar cada detalle de la imagen personal. La higiene personal dice mucho de la importancia y dedicación que se tiene consigo mismo, que suele estar ligada al ámbito profesional.

Llegar algunos minutos antes para tener tiempo de pasar al baño y revisar que el atuendo siga limpio como cuando saliste de casa es una excelente opción.

En el caso de las mujeres, el maquillaje debe ser lo más natural posible. No asustes a la gente usando demasiado o de colores muy llamativos. En lugar de verse bien, podrían parecer brujas. La clave de un buen maquillaje es que haga resaltar, no que resalte más que tú.

Un verdadero terror es llegas sin conocer al prospecto de empresa, es necesario conocer el nombre de quien citó o el puesto. Antes de ir a la entrevista, infórmate sobre lo anterior e investiga qué funciones se realizan en el lugar que deseas obtener.

Una pregunta común durante la entrevista de trabajo es ¿por qué dejaste la empresa en la que te encontrabas anteriormente? Si no fue en buenos términos, busca la forma de comentarlo de manera positiva.

No importa qué tan ogro haya sido el jefe anterior, jamás se debe hablar mal de él ni de la empresa. Es la oportunidad de demostrar madurez y profesionalismo que manejas en situaciones problemáticas.

acv

CRÉDITO: 
Redacción

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.