Emprende sin dejar tu trabajo

Implementar tiempo completo y una suma grande de dinero para crear una empresa puede ser arriesgado. Por ello, en su libro Emprendedor 10%, Patrick J. McGinnis propone continuar con una carrera laboral y dedicar sólo 10% del tiempo libre para ser emprendedor.

El fundador de Dirigo Advisors, consultoría independiente que brinda asesoramiento estratégico a inversionistas y negocios que operan en Latinoamérica, indica que ser un emprendedor 10% es dedicar ese porcentaje de capital y tiempo en nuevas inversiones y oportunidades, así como crear un portafolio de actividades empresariales que reflejen habilidades, interés y relaciones.

La tesis de McGinnis surgió luego de que American International Group (AIG), donde trabajaba, quebrara como resultado de la crisis financiera del 2008. Fue cuando vio en la necesidad de diversificar sus actividades para mantener un sueldo fijo, sin ser presa del trabajo.

Como ejemplos de que su propuesta es posible, McGinnis menciona a Alex Torrenegra y Tania Zapata, dos colombianos que crearon Bunny Inc, portal de artistas de voz en off después de invertir sólo un porcentaje de su tiempo mientras Alex trabajaba como programador y Tania como recepcionista en una estación de radio en Miami.

Josh Newman, quien trabajaba en Modem Media, una agencia de publicidad, a la par creó su pequeña firma Mediatavern, es otro ejemplo del autor. Cuando explotó la burbuja tecnológica y perdió su empleo, Newman se dedicó a su compañía que ya contaba con una gran cartera de clientes.

Ser empresario 10% no siempre significa ser el dueño de una compaña. Peter Barlow, socio administrador de Silvercar, startup dedicada al alquiler de Audis A4 plateados, mantiene acciones significativas e invierte cuando busca financiamiento.

Para Patrick J. McGinnis, la idea es crecer profesional y como empresario, paralelamente, de esta forma, “puedes experimentar con las ideas que te gustaría perseguir de tiempo completo, pero sin poner todos los huevos en una sola canasta o arriesgar tu estilo de vida”.

Tener un pie en la iniciativa privada, tiene ventajas: abrir fuentes de ganancias que creen valor a largo plazo y desarrollar habilidades que te harán un profesional más completo, aunque se debe contar con un plan B para operaciones fallidas.

Para ser un emprendedor 10% se requiere de tres recursos: tiempo, capital financiero y capital intelectual. Además, hay que analizar el tiempo que es posible dedicar a las iniciativas y determinar cuánto dinero se invertirá. Estos dos puntos deben conformar el 10 por ciento.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.