Ejercita tu músculo de inversionista

Foto: Shutterstock

Un gimnasio es una buena opción para que incursiones en los negocios. Aunque de inicio demanda una fuerte inversión, su mercado es extenso y el retorno de inversión se logra hasta en dos años, ya que incluso hasta las personas que no acostumbran hacer ejercicio se convierten en clientes potenciales.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y segundo en adultos, por lo que incluso el gobierno promueve la actividad física. Sin embargo, muchas personas se ven impedidos por sus horarios de escuela o trabajo a hacer ejercicios al aire libre, por lo que recurren a los gimnasios.

Para incursionar en este negocio debes, ante todo ser un entusiasta y saber transmitir ese sentimiento a tus clientes y tener un plan de negocios que incluya costo de la renta del local, ingresos por membresías, inscripciones, venta de productos, gastos por nómina, servicios, entre otros, señala Rodrigo Chávez, director general de Anytime Fitness México.

Otro aspecto que debes considerar es si será un negocio propio o una franquicia, lo que afectará la inversión. Para la primera se necesita una inversión de 3 millones de pesos, de los cuales millón y medio está destinado a la compra del equipo, explica el directivo de Anytime Fitness.

“Para un club o gimnasio la inversión es fuerte, pero el retorno de inversión llega entre los 18 y 24 meses aproximadamente, y se puede ganar probablemente hasta 150% una vez que el gimnasio ha madurado”, estimó Chávez.

Optimus Fitness Center, ubicado en la colonia Gertrudis Sánchez, en la Gustavo A. Madero, no está vinculado a ninguna franquicia, lo que le permite a los socios adaptarlo a su concepto personal. El negocio requirió de 3.5 millones de pesos y el apoyo de 22 personas para su operación, explica Christian Alan Vilchis, administrador y socio del gimnasio.

El local debe estar ubicado en una zona accesible físicamente y para el bolsillo de tus potenciales clientes. “Las personas que acuden al gimnasio viven dos o tres kilómetros a la redonda”, indicó Rodrigo Chávez.

Para operar un gimnasio no se requieren permisos especiales, pero sí cumplir con la normatividad vigente sobre uso de suelo y los programas de protección civil, para lo que se necesita en promedio de 12,000 y 5,000 pesos, respectivamente.

PERSONAL Y CAPACITACIÓN

Un buen servicio es vital para atraer clientes, por eso el reclutamiento y la selección de personal son muy importantes a la hora de invertir, coinciden los entrevistados.

El personal debe tener entrenamiento si se trata de ofrecer servicios extras o especializados, como las rutinas de pesas o de defensa personal, a fin de evitar que haya lesiones u otra clase de accidentes. Las capacitaciones relacionadas para mejorar servicio, atención, retención, satisfacción al cliente, serán el plus del negocio.

EQUIPO Y MANTENIMIENTO

Un gimnasio requiere de un espacio de 350 metros cuadrados para almacenar un equipo básico, y de acuerdo con éste se debe hacer la selección. “Con 100,000 dólares puedes armar un gimnasio básico en el tema de equipamiento”, calcula, Leopoldo Torres, director en Latinoamérica de Precor, empresa dedicada a la fabricación y comercialización de aparatos para gimnasio.

Explica que estas herramientas han tenido grandes avances debido a la tecnología biomecánica, por lo que ahora están segmentadas en las categorías premium, intermedio y básico.

El ejecutivo recomienda considerar el mantenimiento del equipo, el cual debe ser de cada dos o tres meses. Existen pólizas para este fin, que van de 4,000 ó 5,000 pesos bimestrales.

Guía rápida para tomar decisiones

comunidades.becario1@eleconomista.com

CRÉDITO: 
Arturo Cardoso / El Empresario

Mantenimiento

Imagen de Ing. Daniel Cruz

Nosotros en Dr. Auto & Casa Aguascalientes, damos mantenimiento a 2 gimnasios, y verdaderamente siempre están llenos o con muy buen afluencia. Bien por el artículo de Arturo Cardoso

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.