Cuatro claves para proteger tu PYME de riesgos

Foto: Especial

Cada vez más las pequeñas y medianas empresas (pymes) son más comunes en el país, las cuales deben seguir fomentándose ya que generan 72% del empleo y 52% del Producto Interno Bruto (PIB).

De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ENAPROCE), del universo de empresas que existen en nuestro país, 10,917 son grandes, 3,952,422 microempresas, 79,367 pequeñas y 16,754 medianas.

El problema es que estas empresas son las más vulnerables, por lo que los emprendedores deben contar con instrumentos o estrategias que los ayuden a resguardar el futuro de sus negocios de riesgos tanto internos como externos como una mala administración, hasta accidentes o desastres naturales. El conflicto aumenta al tener menos capital o acceso a financiamiento.

Por ello, los emprendedores deben tomar en cuenta cuatro medidas de seguridad:

La preparación es muy importante

Tómate un tiempo para analizar qué conocimientos te podrían ayudar a iniciar o a mejorar tu empresa, ya sean aspectos financieros, de administración o habilidades específicas del giro de tu negocio. Siempre podrás encontrar libros o cursos en línea gratuitos para hacer crecer tu negocio o diversificarte.

Separa tus finanzas

Algunos empresarios ponen todos sus bienes personales para capitalizar sus negocios. No obstante, es importante contar con cierta estabilidad económica que te permita tener la tranquilidad de que cuentas con un respaldo. Incluso, es recomendable tener cuentas bancarias separadas: una para tu dinero, ese que te gastas en ti y en tu familia, y otra para manejar el capital de tu negocio.

Revalora el capital humano

El mayor recurso de cualquier empresa es el talento de sus colaboradores, por lo que cuidarlo y hacerlo crecer debe ser una preocupación clave de cualquier emprendedor. Si los colaboradores no hacen bien su trabajo, la empresa no funcionará por más esfuerzo o dinero que se invierta en ella.

Los empleados deben sentirse valorados, estar motivados y recibir capacitación apropiada y continua para que la empresa crezca.

Protégete ante imprevistos

Para muchos empresarios el pago de un seguro representa un gasto, sin embargo, es una inversión que te ayudará a enfocarte en lo que verdaderamente importa: hacer crecer tu empresa. Un seguro de Propiedad y daños patrimoniales puede ser la diferencia entre recuperarse de un evento desafortunado o perderlo todo de un momento a otro.

Por otro lado, un seguro de Accidentes personales de empleados también es una excelente opción para dar una cobertura total a tus trabajadores, protegerlos a ellos y, a la vez, a tu proyecto.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario