Conviértete en una exitosa inversionista emprendedora

Existen tres perfiles de mujeres inversionistas. Foto: Especial

Ya no es raro saber que cada vez más mujeres están incursionando en el mundo del emprendimiento en sectores como servicios, moda, tecnología o finanzas. Tan sólo al segundo trimestre de este año, 5.1 millones de mujeres trabajan de forma independiente, de acuerdo a datos de la Encuesta de Ocupación y Empleo, que publica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El sueño y talento esta presente; sin embargo, la parte del capital puede ser complicado. Por una parte, se considera que ahorrar puede ayudar a cuidar tu patrimonio, pero ¿qué tal si decides invertir? Esto te dará la oportunidad de tener un plan a mediano y largo plazo, y en caso de ya tener un negocio, te ayudará a crecer mejor.

Para ello, te compartimos cinco consejos financieros, para que des los primeros pasos hacia el negocio de tus sueños.

Crea un plan

Detrás de toda mujer inversionista exitosa hay un plan financiero que la respalda y para crearlo, comienza fijando una meta en dinero para que establezcas el tiempo en el que lograrás el objetivo de tu inversión.

En este plan debes considerar el presupuesto con el que cuentas para que elijas el instrumento financiero para incrementar tus recursos.

Define tu perfil de inversionista

Definir tu perfil de inversionista depende de tu edad, tu situación patrimonial y, sobre todo, de qué tan dispuesta estás a arriesgar tu dinero.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) establece tres perfiles de inversionista:

  1. Conservadora: las mujeres menos tolerantes al riesgo. Si eres de este grupo, invierte en instrumentos de deuda.
  2. Moderada. Tiene menos aversión al riesgo. En este grupo invierte un porcentaje moderado de su dinero en deuda y renta variable (acciones).
  3. Agresiva. La inversionista agresiva quiere ganar más y, por tanto, está dispuesta a asumir mayor riesgo. Si este es tu perfil, destina un mayor porcentaje de tu inversión a la renta variable.

Compara antes de elegir

Antes de firmar un contrato de inversión, compara las opciones con las que cuentas en el mercado financiero, para que conozcas los productos que tienes al alcance, y compares comisiones y rendimientos que se adecuan a tu perfil de inversionista.

La Condusef cuenta con el Buró de Servicios Financieros, herramienta que tiene como objetivo que los usuarios evalúen los diferentes instrumentos financieros.

Entre los productos financieros en los que puedes invertir están los siguientes:

  • Cetes
  • Bonos,
  • Pagarés con Rendimiento Liquidable al Vencimiento
  • Sociedades de Inversión mejor conocidas como Fondos de Inversión.

Recuerda que diversificar tu inversión, es la mejor forma de disminuir riesgos.

Elige el plazo adecuado

Los instrumentos de inversión tienen diferentes plazos, y debes tener en cuenta que una inversión requiere tiempo para que puedes ver las ganancias que genera, por ello, debes elegir un plazo que se adecue a tus objetivos y que no ponga en riesgo tu patrimonio.

Toma en cuenta que las inversiones que dan frutos en un lapso menor con rendimientos extraordinarios no existen, por tanto, debes tener cuidado si alguien te ofrece ganancias exorbitantes porque puede ser un fraude, de acuerdo con recomendaciones de la Condusef.

Acude con un profesional

Acudir con un asesor financiero es una opción que no debes ignorar. La orientación de un experto te ayudará a despejar dudas sobre el producto que contrates. Pregunta todo lo que se te ocurra, por más simple que parezca, desde comisiones hasta las penalizaciones por retirar tu inversión antes de finalizar un plazo.

Recuerda que no debes invertir en algo que no entiendas, porque será más complicado que conozcas los beneficios ligados a tu inversión.

Principal te recomienda diversificar tus inversiones de acuerdo a objetivos o metas financieras, conjugando metas, plazos y perfil de inversionista.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario