Confía en ti y conviértete en una mujer asertiva

Elimina los pensamientos negativos. Foto: Shutterstock

La aprobación externa y cumplir con estereotipos detiene el crecimiento de las mujeres, y es que muchas veces la falta de reconocimiento personal limita que se postulen a un puesto directivo o se decidan por crear un negocio.

De acuerdo con el reporte “Mujeres directivas 2019”, creado por la firma Grant Thornton, en México, sólo 26% de los puestos directivos son ocupados por mujeres y aunque el nivel aumentó 10% del 2017 al 2018, aún se requiere impulsarlas para acortar la brecha de género.

Se requiere “ayudar a las mujeres a elegir libre y sin culpa, a desarrollarse en el área de los negocios, balanceando sus diferentes roles, a través de inteligencia emocional”, dice Lisseth Mondragón, creadora de Mujer asertiva, empresa que por medio de coach impulsa a las mujeres a construir su confianza y liberarse de emociones tóxicas, como la culpa y el rechazo.

“Muchas veces las mujeres van por una aprobación externa y cumplir con estereotipos no las deja tener éxitos, ya sea en la empresa o el emprendimiento”.

Mondragón menciona que existen diversos factores que evitan que una mujer crezca, uno de ellos es el reconocimiento personal, porque “están buscando que alguien, allá afuera, les diga que es buena, que lo puede hacer”, sólo con ese reconocimiento dan el siguiente paso.

El segundo factor va ligado al anterior, pero esta vez se trata de tener la aprobación de alguien cercano, ya sea el esposo, los hijos o los padres y si no sienten el apoyo se limitan a dar el siguiente paso.

El tercero es “el poder de elegir”, éste es un derecho que muchas veces es cedido de forma inconsciente y “pensamos, si ese puesto es para mí, que me elijan”, pero se deja de luchar por él y la oportunidad desaparece, se requiere tener la “suficiente fortaleza para ir a pelarlo y demostrar que ese puesto es mío”.

Mujer emprendedora

Mondragón es ingeniera química, con 13 años de experiencia en puestos de calidad y excelencia operativa, pero decidió dejar ese proyecto y desarrollar a mujeres asertivas en los negocios. Actualmente brinda conferencias, capacitaciones y su negocio se basa en coaching personal y empresarial.

Con el tiempo, su negocio se ha transformado y una de las herramientas que le ha ayudado a crecer 10% sus ventas es WhatsApp Business, aplicación que usa para atraer y retener clientes.

Actualmente cuenta con 300 clientes en 10 estados de la República Mexicana, pero también en Estados Unidos, Colombia, Perú y España.

Conversar con esta comunidad y conocer sus necesidades era difícil de administrar, pero con el apoyo de la aplicación de mensajería logró crear una grupo para compartir sentimientos y emociones y así crear cursos que cubran las necesidades de cada persona.

“La gente comenzó a comprarme más cuando empezamos a tener este círculo a través de WhatsApp. Si no hay conexión, la gente no te compra”, dice Mondragón.

Sé una mujer asertiva

Para convertirte en una mujer asertiva, primero hay que comenzar por explicar qué es la asertividad, y es una forma de comunicarse protegiendo tu posición y expresando tus necesidades y al mismo tiempo respetar la posición de las otras personas.

La asertividad empieza con la comunicación no verbal, al mostrar una comunicación segura y abierta, para ello elimina los pensamientos negativos que te evitan dar el siguiente paso.

Expresa tus sentimientos, recuerda que “la gente no puede leer tu mente”, postúlate para esa vacante que te interesa y pase lo que pase, siempre recuerda tus objetivos, cuanto más claros los tengas más probable será que lo consigas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario