Cómo pasar de becario a empleado en siete pasos

Haz que tu estancia de aprendiz se convierta en empleado. Foto: Especial

Una de las formas más eficaces para adquirir experiencia laboral es haciendo prácticas como becario, además de que esto puede conducir a tener una plaza en las organizaciones, pero ¿cómo dar este paso de becario a empleado?

La compañía especializada en recursos humanos Nexian asegura que a más del 78.3% de los becarios consultados les gustaría prolongar sus prácticas para adquirir más experiencia, 57.4% de ellos, incluso si estas no fueran remuneradas.

No obstante, los expertos de esta consultora coinciden en que la falta de experiencia puede ser uno de los motivos para que sólo 25% de estos jóvenes consiga un empleo al final el periodo de prácticas. Propone siete claves para que el contrato de prácticas se convierta en un contrato laboral:

Marcar la diferencia con los detalles

Para que le tomen en serio debe marcar la diferencia con los detalles, mostrando responsabilidad y tratando de no dejar tareas sin terminar adecuadamente. "Si su actitud es de mero cumplimiento mostrará una tendencia al acomodo poco beneficiosa para una futura contratación".

Conocer la empresa antes de poner un pie en ella

Saber qué tipo de empresa es y cierta noción sobre las posibilidades de carrera que ofrece es un punto a favor. "Si demuestra cierta indiferencia se interpretará negativamente".

Tomar la iniciativa

Formar a individuos que solo van a estar en la empresa 3 o 6 meses supone una responsabilidad que algunas empresas no están dispuestas a asumir. Los expertos de la red de RRHH Nexian recomiendan al becario ser proactivo y autónomo, ya que sus mentores no siempre va a poder estar con él / ella: "La recomendación es que busque la forma de ayudar a los compañeros en lo que necesiten y muestre el máximo compromiso con las tareas que se le encomiendan".

Mostrar compromiso

La poca predisposición perjudica la permanencia de un becario en la organización. "La persona en prácticas debe disfrutar de la experiencia en su puesto de trabajo y compartir la cultura de la empresa. Si en sus primeras semanas en la compañía no muestra este interés y pasión por el trabajo que desempeña, será complicado que termine contratado".

Ser curioso

El becario no puede perder la oportunidad de hacer consultas a compañeros y jefes, es la mejor manera de comprender cómo se trabaja en la empresa y también una buena opción para integrarse en la misma.

Formar parte del equipo

"El talento en la empresa solo sirve cuando está al servicio del equipo". Los éxitos y equivocaciones también serán del equipo. Lo más importante a la hora de seleccionar a un nuevo compañero es contar con la seguridad de que ayudará a tener un equipo bien cohesionado.

Ser generoso con el equipo

Demostrar la actitud, predisposición al trabajo individual y en equipo y la calidad humana. Los conocimientos técnicos y la formación académica están sobre el papel, pero las cualidades humanas requieren de tiempo e interacción para ser evaluadas.

"En términos generales, me interesan especialmente aquellas personas que tuvieron que sacrificar alguna hora de sueño para acudir con un compañero a una presentación o que fueron generosos con sus compañeros", afirman en Nexian.

CRÉDITO: 
Expansión España / RIPE