Cómo invertir en tu primera startup

Foto: Shutterstock

Tal vez no todos tengan un espíritu emprendedor o estén dispuestos a pasar por el proceso de emprendimiento, lo cierto es que cualquiera puede invertir y aunque existe un sinfín de alternativas de inversión, hacerlo en una startup es una excelente opción.

El uso de la tecnología es una característica de las startup y es esta misma la que otorga una gran posibilidad de escalabilidad y crecimiento acelerado, porque al no necesitar muchos insumos otorga rendimientos atractivos para los inversionistas. Ejemplo de este tipo de empresas son Facebook, Uber y Airbnb.

Antes de invertir en startups debes saber que cuentan con un proceso de maduración largo y que probablemente tendrás que esperar cinco años o más en obtener rendimientos, también debes ser consciente que es una inversión de alto riesgo, pero las ganancias pueden ser enormes.

Para asegurar la inversión, o al menos estar preparado por si la empresa no da los resultados esperados, se recomienda diversificarla, es decir no sólo apostarle a una empresa, por lo menos a cuatro, de tal forma que si alguna no resulta, tu dinero seguirá creciendo en otras.

Actualmente invertir en startup no requiere grandes cantidades, puede hacerse por medio de crowdfundig a partir de 100 pesos mensuales o 5,000 pesos, de acuerdo a tus posibilidades.

El empresario e inversionista Marcus Dantus enumera cuatro puntos en que debe atención antes de hacer la primera inversión: oportunidad, equipo, sinergia y transacción.

La oportunidad representa 80% de la decisión de entrar a una empresa y consiste en conocer donde está ubicada la startup en cuanto a necesidad y diferencia con otras empresas, si estos dos puntos están en lo más alto quiere decir que la empresa tiene una gran área de oportunidad.

El primer punto también abarca el conocer las ventajas competitivas del proyecto, sus principales diferencias y la posibilidad de escalabilidad.

El equipo es el segundo punto en el que el fundador de Startup México pone atención, porque un equipo coordinado, con metas y pasión va a luchar por su proyecto. Cuando un emprendedor y su equipo se casan con su idea lucharán contra todo para sacarla adelante.

Aquí es donde es importante conocer qué tan convencidos están los emprendedores de su proyecto, si realmente creen en lo que están haciendo y que cuando hablan de su empresa contagian esa alegría.

El tercer punto es la sinergia: el inversionista tiene que saber si la experiencia que tiene ayudará a la los emprendedores. “El dinero que buscan los emprendedores es dinero inteligente, que ayude a crecer la empresa”, dice Marcus.

Otro punto en el que el inversionista puede ayudar es a partir de contactos, que se interesen en invertir en la empresa o que les ayude a crecer.

La última es la transacción, es decir cuánto cuesta la empresa en términos reales, no en archivos de Excel. También hay que fijarse en qué será destinado el dinero; “si lo usarán sólo en mercadotecnia y operación, es un dinero que se va a evaporar muy rápido, pero si lo destinan para activos va a regresar”.

Pero si el dinero será destinado para pagar deudas definitivamente no es un proyecto al que convenga invertir.

Asimismo, hay que fijarse si la empresa tiene una salida financiera. “Yo no invierto en un proyecto para que le vaya bien al chavo, yo invierto porque creo que puedo ganar dinero con él, aunque también estoy dispuesto a perderlo. La única manera de que pueda ganar es que eventualmente alguien lo compre o que salga a bolsa”.

No importa qué criterios se usen para invertir, cada quien tiene que crear los propios, pero hay que invertir en el emprendimiento mexicano, porque genera oportunidades, competitividad y empleo. “Este empleo es de alto valor y distribuye mejor la riqueza, al pasar esto se tiene menos crimen, es decir se arreglan 80% de los problemas del país con el emprendimiento”.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.