¿Cómo conseguir un crédito financiero con factoraje?

Foto: Cortesía

Uno de los principales problemas que enfrentan las pequeñas y medianas empresas (pymes) es la falta de financiamiento, lo cual provoca que no se mantengan en el mercado por mucho tiempo.

De acuerdo con a la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Cenaproce) realizada por la Secretaría de Economía, las pymes no reciben créditos de banco porque representan mayor riesgo que los otorgados a las grandes compañías y en algunos casos no se cuentan con los suficiente comprobantes de ingresos, mantienen un mal historial crediticio o carecen de garantías prendarias.

Si bien es cierto que algunas pymes tienen más de una de estas características, no todas son así. Aunque el sistema financiero actual representa 46% de su forma de financiamiento es difícil que consigan algún crédito bancario, por ello este tipo de empresas acuden a proveedores o clientes (29%), recursos propios y utilidades reinvertidas (19%), de inversionistas privados (3%), prestamistas particulares (2%) y tarjetas de crédito (1%), detalla el estudio de Cenaproce.

Otras formas de acceder a créditos es a través de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (sofomes) y compañías dedicadas al factoraje financiero, es decir, la venta de las cuentas por cobrar o facturas, a fin de recibir el dinero de forma más rápida de lo que lo harían si espera 30 o 60 días para recibir el pago de sus clientes.

Un ejemplo de esta última es la empresa fintech Konsigue, dedicada al factoraje financiero con fondeo colectivo que le brinda a las pymes financiamiento a corto plazo, con el respaldo de facturas pendientes por cobrar e inversionistas que buscan obtener un mayor rendimiento sobre su capital”, precisa en entrevista José Rivas Vizcarra­, CEO de la compañía.

Estadísticamente, el factoraje tiene menos de 1% de probabilidad de impago porque se financia lo que ya se vendió, “ello disminuye el riesgo de deuda, debido a que es poco probable que si entregaste un producto o servicio no lo paguen”.

Rivas Vizcarra agrega que existen muchas pymes que nacen con una gran cartera de clientes pero al brindarles servicio llegan a pagar en un plazo de 120 a 180 días, tiempo en que la empresa necesita solventar la nómina, renta o material.

“El factoraje es como traer dinero del futuro al presente (…) el enfoque es darle apoyo a los proveedores para asegurar que sigan trabajando”, afirma.

Fácil de adquirir

Konsigue se caracteriza por obtener ingresos a partir de financiamiento colectivo, ello permite reducir el costo de capital y darle a las pymes un rendimiento de tasa de 8 a 14 por ciento. Gana tanto la empresa como el inversionista, el cual se lleva la misma tasa de rendimiento; por ejemplo si se invierte en una factura de una compañía que tiene una tasa de 12%, el inversionista se lleva ese mismo porcentaje.

“Somos la tasa más baja en factoraje; mientras otros cobran 20%, con nosotros sólo pagas 14%”, precisa Rivas­ Vizcarra.

Para obtener un financiamiento se requiere que la empresa esté al menos seis meses constituida con actividad empresarial y lleve ese tiempo trabajando con el cliente que se desea se le financien las facturas o estados de cuenta.

La empresa se constituyó en el 2015, en Monterrey, Nuevo León y en un inicio se enfocó a brindar créditos al sector acerero; sin embargo, trabaja por atender cualquier tiempo de empresa y en cualquier parte de la República. A la fecha ha financiado más de 200 facturas.

La tecnología con la que está desarrollada la plataforma permite reducir el tiempo de liberación de una línea de factoraje, que en un banco puede llegar a ser de dos meses. Konsigue brinda el apoyo económico en un tiempo de 48 horas, aunque una de las metas es desarrollar tecnología para hacerlo en cuatro horas.

La aceleración

Konsigue forma parte de un programa de aceleración de cuatro meses por parte de Startupbootcamp FinTech Mexico City, tiempo en que la fintech buscará crecer su número de cartera, mejorar los procesos, la red de contactos y al finalizar llegar a las 1,000 pymes financiadas.

Actualmente el esquema funciona exclusivamente para México. “Para nosotros es importante poder apoyar el mercado mexicano y expandirnos al resto de Latinoamérica”, finaliza Rivas Vizcarra.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez /El Empresario