Cinco cualidades de un buen emprendedor

Para ser un emprendedor exitoso se requiere de propósito y pasión. Foto: Especial

Emprender es cada vez una idea que atrae a las personas, sobre todo a los más jóvenes, ya que de acuerdo al estudio de Global Entrepreneurship Monitor, 33 de los emprendedores tienen entre 25 y 34 años; sin embargo, no significa que sólo quienes tengan esta edad tienen proyectos exitosos.

La edad no es requisito para comenzar a emprender, en cambio las habilidades y actitudes que se tengan sí, pues serán estas las que definan el éxito o fracaso de la nueva empresa.

“Emprender es un proceso que requiere muchísima pasión y compromiso de cualquiera. Lo más seguro es que encuentres el doble de dificultades y la mitad de oportunidades que imaginas. El trabajo arduo y convicción absoluta de lo que estás creando transforman cualquier experiencia en un proceso mucho más enriquecedor y satisfactorio. Pero para ello, tienes que tener un propósito más allá del beneficio económico por sí sólo”, explica Alejandro Guízar, fundador y CEO de Billpocket.

En su caso, Alejandro comenzó en el mundo del emprendimiento porque consideraba injusto que comercios con gran potencial no tuvieran acceso a vender más sólo porque la banca no se preocupaba de ello.

“Ese fue mi motivación, no la valuación ni las ventas ni las utilidades, es obvio que cada empresa nace para generar riqueza pero, a nivel personal y de la organización, requieres un driver mucho más fuerte para estar dispuesto a todos los sacrificios que requiere emprender, o cambiar el mundo”.

Además de definir el propósito del emprendimiento, Alejandro considera que un buen emprendedor tiene otras cinco características, las cuales son:

Pasión

En definitiva un emprendedor debe siempre contar con esto, de hecho su negocio debe estar relacionado con hacer lo que le gusta y lo que sabe.

Es posible poder iniciar un negocio en algo que simplemente te llama la atención; sin embargo, cuando sientes pasión por lo que haces, la motivación es mucho mayor.

Equilibrio

Siempre debes mantener un balance entre tu vida personal y tu negocio, es decir que no debes mezclar ni los ingresos, deudas y temas del trabajo con problemas personales ni lo que gire alrededor de cada uno.

Tanto para tu negocio como para tu vida de emprendedor deberás tomar decisiones firmes que no dependan el uno del otro.

Orden

Emprender es un proceso que requiere de mucho esfuerzo; es imposible ver crecer un negocio de la noche a la mañana, o comenzar a cerrar ventas exitosas sin tener un plan de negocios o una estructura básica de trabajo.

Recuerda que el emprendimiento es un trabajo que conlleva varios pasos y seguirlos en orden te llevará a un éxito más asegurado y rápido.

Liderazgo

Empezar un negocio siendo o dependiendo únicamente de ti puede parecer una idea increíble en un comienzo, pero después te darás cuenta de que necesitas a un equipo.

Cuando lo tengas, recuerda darle el valor que merece a cada persona, dar el trato más justo y siempre potencializar sus habilidades.

Es importante impulsar que cada miembro de tu equipo crezca y haga lo mejor posible su trabajo.

Constancia

Sí, emprender no es fácil, es un camino lleno de aprendizaje y situaciones que te enseñan a mejorar. Si sientes que fallas vuelve a intentarlo y apóyate en experiencias pasadas, métricas, y aprendizajes que te ayuden a seguir intentando hasta conseguir los resultados que esperas.

Recuerda que no importa lo que diga la gente, si tú deseas emprender puedes lograrlo, basta con trabajar en estas cualidades para conseguirlo, así que no te dejes llevar por tus temores o prejuicios y emprende, que el éxito puede llegar más pronto de lo que imaginas.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario