CDMX y Ampi acuerdan descuentos en rentas en el Centro Histórico

Foto: Especial

Autoridades capitalinas informaron que ya lograron un acuerdo con la la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (Ampi) para aplicar los descuentos a las rentas en el Centro Histórico y en otros puntos de la Ciudad de México

Al respecto, el presidente de Ampi Ciudad de México, Salvador Sacal Cababie, expuso que después de una serie negociaciones se podrán reducir los incrementos de renta correspondiente a las renovaciones de contrato, mientras que para los nuevos arrendamientos se ha disminuido el monto desde 20 hasta 30% con respecto al monto original del 2020, e incluso se han diferido los pagos hasta en seis meses.

“Al estar en constante comunicación con los arrendatarios y los arrendadores, hemos llevado negociaciones particulares para disminuir los impagos de renta y así evitar que se desborden los juicios de controversia de arrendamiento y evitar, dentro de lo posible, los desalojos de estas localidades”, añadió.

El líder empresarial reiteró que se darán facilidades para que el arrendatario que no pueda continuar con el pago de las rentas realice la desocupación del inmueble sin penalización por la desocupación anticipada.

Microcréditos para mipymes

Por su parte, el secretario de Desarrollo Económico, Fadlala Akabani Hneide, indicó que, como parte de las medidas de apoyo a las micro y pequeñas empresas durante la pandemia, “se lleva a cabo el proceso de recepción de solicitudes para otorgar 50,000 microcréditos equivalentes a 500 millones de pesos, de ellos se han efectuado 13,068 registros”.

Los microcréditos consisten en un monto único de 10,000 pesos, a un plazo de pago de 24 meses con periodo de gracia de cuatro meses, tasa de interés ordinaria del 0% y una forma de pago mensual.

Akabani Hneide también reiteró que se han realizado 76,000 registros del programa apoyo emergente a personas que trabajan en restaurantes, donde se otorga una ayuda económica de 2,200 pesos; a la fecha, se han dispersado 14,555.

CRÉDITO: 
Camila Ayala Espinosa