El impacto de las mejores prácticas

Una de las preguntas más frecuentes que recibo desde que presido el Capítulo Ciudad de México del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas (IMMPC), es ¿qué promueven las Mejores Prácticas Corporativas y en qué ámbito?

La respuesta es sencilla: el objetivo de las mejores prácticas es promover principios, procedimientos y herramientas de gobierno corporativo en las empresas, que permitan establecer reglas de acción y programas para implementar un consejo de administración. este organismo se encargará de lo siguiente: ejercer las mejores prácticas en el negocio; desarrollar las habilidades necesarias para prevenir conflictos de interés, fraudes o abusos laborales; y fomentar la productividad y competitividad de la organización, garantizando el manejo adecuado de sus recursos, así como la equidad y transparencia entre los grupos de interés (stakeholders) que conforman la empresa.

El modelo de gobierno corporativo es el primer paso hacia la institucionalización del negocio. Su proceso de implementación incluye la creación de comités de apoyo, organismos que monitorean el ejercicio de las mejores prácticas y que responden a las necesidades de los stakeholders.

Para garantizar una visión integral del negocio, se recomienda conformar cuatro comités de apoyo, mis cumplirán las prácticas actuales, evaluarán la efectividad de las pasadas y desarrollarán estrategias viables para fortalecer la sustentabilidad del negocio.

  1. Comité de Auditoría. Define el modelo de control interno, su comunicación y seguimiento por actores clave.
  2. Comité de Finanzas y Planeación. Diseña y aprueba el plan estratégico, los presupuestos y el plan de inversión de la compañía.
  3. Comité de Evaluación y Compensación. Aprueba y comunica la remuneración de los principales ejecutivos de la empresa, el esquema de compensación del negocio, el plan de sucesión para los principales roles y los estatutos necesarios para evaluar desempeño de los directivos.
  4. Comité de Comercialización y Marketing. Evalúa el plan de comercialización y marketing, así como sus presupuestos y los ejes rectores que guían su gestión.

Todos los comités deben presentar sus hallazgos, junto con sus planes de acción y seguimiento, al consejo de administración en sesiones periódicas. De esta manera, el equipo directivo puede tomar las mejores decisiones para impulsar la rentabilidad de la empresa.

La institucionalización y el gobierno corporativo son estructuras que fortalecen la permanencia del negocio desde los puntos de vista financiero, comercial y de control; pero también aseguran la sucesión exitosa en los puestos clave de la organización, para que la compañía siempre cuente con un plan de acción (incluso ante situaciones imprevistas) para proteger su patrimonio.

Después de institucionalizar, la siguiente mejor práctica para empoderar al negocio es la profesionalización de sus procesos, para garantizar que la empresa evolucionará constantemente, en las siguientes materias:

a) Filosofía Corporativa, para ejercer la cultura y la ética del negocio.
b) Dirección Estratégica, para establecer los objetivos y el camino para cumplirlos.
c) Administración de Riesgos, para definir los riesgos y las estrategias para prevenirlos.
d) Cumplimiento Regulatorio, para garantizar la legalidad y evitar multas o sanciones.
e) Innovación y Mejora Continua, para garantizar los procesos efectivos del negocio.
f) Comunicación y Capital Humano, para asegurar puntos de desarrollo y capacitación del personal.
g) Tecnologías de la Información, para proteger la información y los sistemas digitales de la empresa.
h) Supervisión y Monitoreo, para asegurar que ofrecemos el valor adecuado a los grupos de interés.

Las mejores prácticas corporativas responden a las necesidades de permanencia de las organizaciones, pues aseguran que su operación es sostenible y capaz de evolucionar para impulsar la competitividad por los próximos 30 años.

La autora es presidente del Consejo Directivo, Capítulo Cudad de México del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas.