La administración de las obligaciones tributarias

Como ya vimos en artículos anteriores, en el curso normal de las operaciones de cualquier negocio surgen obligaciones con proveedores y otros acreedores de servicios. Una de las obligaciones más importantes que se originan son los impuestos derivados de las mismas.

Los impuestos y contribuciones a los cuales están sujetas las empresas en México son:
1. El impuesto sobre la renta, que es calculado sobre la utilidad que para esos efectos generó la empresa durante el año;
2. El impuesto al valor agregado, que es calculado sobre la base de los importes cobrados por las operaciones de venta de sus productos o por la prestación de los servicios que suministran, al cual se le disminuye el impuesto que la empresa pago por los bienes y servicios que adquirió para poder realizar sus operaciones;
3. Para los efectos de las combustibles y lubricantes, bebidas con contenido alcohólico y azucaradas, tabaco y actividades relacionadas con la distribución de los mismos, el impuesto especial sobre producción y servicios, que es causado sobre la base de los importes cobrados por la venta de los productos gravados por este impuesto, disminuido de las cantidades pagadas por su adquisición.
4. Aportaciones al INFONAVIT (Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores), calculado sobre los importes de sueldos y salarios pagados a los empleados de la empresa, de acuerdo al procedimiento señalado en la ley correspondiente.
5. Cuota patronal al IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) , calculado sobre los importes de sueldos y salarios pagados a los empleados de la empresa, calculado sobre los sueldos y salarios pagados así como de acuerdo con las primas de riesgo de acuerdo con la ley del IMSS.
6. Impuestos estatales sobre las nóminas, calculados sobre los importes pagados mensualmente.
7. Impuestos municipales sobre los inmuebles, calculados sobre el valor catastral del mismo.

Así mismo, la empresa es responsable por retener y pagar al fisco y otras autoridades (enterar) lo siguiente:

1. Impuesto sobre la renta retenido sobre sueldos y salarios
2. Impuesto sobre la renta retenido sobre honorarios pagados a personas físicas (individuos)
3. Impuesto sobre la renta retenido sobre rentas pagadas a personas físicas (individuos)
4. Impuesto sobre la renta por pagos efectuados al extranjero.
5. Cuotas al IMSS retenidas a los empleados.
6. Amortizaciones retenidas de préstamos del INFONAVIT de los trabajadores.
7. Amortizaciones retenidas de préstamos del FONACOT de los trabajadores.

Todas las leyes aplicables arriba señalados contienen las obligaciones que las empresas tiene que cumplir con respecto a dichos impuestos y contribuciones, así como las sanciones a las que están expuestas en caso de no cumplir con ellas. Es responsabilidad de el administrador – representante legal de la misma hacer que se cumplan con todas las disposiciones relativas para efectos de evitar que la empresa incurra en pagos de multas e intereses y actualizaciones, así como tras sanciones que pueden poner en riesgo la continuidad del negocio.

La administración de la empresa deberá diseñar todos aquellos procedimientos, manuales y políticas y designar a los funcionarios responsables de llevar a cabo todos los cálculos y dar seguimiento a que todas las obligaciones mencionadas sean cumplidas en tiempo y forma.

El autor es socio Director de PKF México