La planeación Estratégica en un Mundo Cambiante – Parte II

Cuando yo era niño, recuerdo el concepto que utilizaban mis papás y mis abuelos para decidir una compra de algún aparato del hogar, primero era la calidad y durabilidad de las cosas y después venía el precio. Así, veinte años después, seguían utilizando el mismo extractor de jugos, la misma licuadora, el mismo radio de bulbos, etc. (mi abuela nunca se deshizo de su máquina de coser Singer de principios del siglo XX, y que por cierto sigue funcionando como nueva). Cuando compraron la primera televisión, nunca pensaron que algún día la tuvieran que cambiar, sin embargo, el avance de la tecnología y la aparición de la televisión a color, les hicieron cambiar su opinión.

Poco a poco el mundo les fue cambiando, y años después, el reproductor de video VHS, les duró nada más cinco años, el Beta nada más cuatro y el DVD, había que cambiarlo cada poco tiempo porque ya no leía los formatos de películas más actualizados que sus nietos querían ver. Hoy en día el celular lo tenemos que cambiar con un máximo de tres años de intervalo por que perdemos la capacidad de interactuar con nuestros contactos en las redes sociales.

Todo esto lleva a que los planes a cinco y a diez años que hacían las empresas, hoy tienen que ser ajustados constantemente, simplemente porque los consumidores están cambiando sus hábitos con una velocidad sorprendente.

Por otro lado, adicionalmente a los avances tecnológicos que las empresas están lanzando al mercado constantemente, también las leyes y regulaciones están en constante cambio.

Lo que hace algunos años era permitido sin restricciones, hoy está regulado o en proceso de cambiar las regulaciones.

La competencia también está cambiando constantemente, los grandes íconos empresariales de los años cincuenta a ochenta, hoy prácticamente están en proceso de desaparición.
Sears y RadioShack en Estados Unidos han estado cerrando tiendas con una velocidad sorprendente. Por otro lado, lo que hace diez años se consideraba un negocio de moda que iba a desaparecer con el tiempo, hoy es una de las más grandes empresas del mundo esto es Amazon.

Las pequeñas empresas no están exentas de esto, en México hasta hace veinte años las tiendas misceláneas eran principal canal de distribución de los productos de consumo con 60%, hoy en día las tiendas de autoservicio tienen 60% y el resto se quedan en los demás canales. Sin embargo, el comercio electrónico y la entrega a domicilio está ganando terreno.

Todo lo anterior hace que el empresario tenga que estar en constante búsqueda de previsiones e innovaciones que le permitan estar a la vanguardia. Hoy más que en el pasado el cambio es constante, como veíamos la semana pasada, existen varios grupos generacionales actualmente que son considerados por los expertos en mercadotecnia, como grupos con costumbres e intereses distintos, esa es la parte importante de conocerlos.

Los grupos más jóvenes, esto es la generación Y (los “millennials”) que hoy en día están edad productiva y la generación Z, que es la más joven pero que ya tiene influencia en los hábitos de consumo, son las que tienen que llamar la atención del empresario para poder definir sus estrategias a futuro y la forma en la que su negocio debe evolucionar para sobrevivir en el mundo futuro.