Pizza del Perro Negro cumple 10 años y lanza modelo de franquicias

La pizzería se caracteriza por hacer pizzas innovadoras, de chile relleno, cochinita pibil, entre otras. Foto: Especial

Pizza del Perro cumple 10 años, y para festejar lanza el modelo de negocios de franquicias, con lo cual buscan expandir “la jauría” y llegar a más entidades.

La idea de lanzar franquicias surgió durante la pandemia, pues el cierre temporal incitó a pensar en una forma de mejorar e innovar el negocio para salir delante de la crisis económica generada por el Covid-19.

Luego de analizar diversas formas de crecer; como fondos de inversión y financiamiento, los empresarios decidieron que las franquicias eran la mejor forma de crecer exponencialmente y reproducir el modelo.

La pizzería se caracteriza por sus pizzas artesanales innovadoras, de cochinita pibil, chille relleno, pastor, entre otras y sus locaciones que incitan el arte, el rock y la buena convivencia.

Actualmente existen 13 sucursales en Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Puebla y este año abrirá la primera franquicia, en Coyoacán, la segunda en la alcaldía.

“Aunque es una franquicias corporativa, que nosotros vamos a administrar la ponemos en el mismo track de capacitación, manuales y regalías. Este es nuestro chance de echar a andar y probar nuestro sistema de franquicias porque ya le metimos un software buenísimo para las franquicias”, destaca Andrés Carrillo, director general de Dominando al mundo con pizza, encargada de brindar las franquicias.

Monto de inversión

“Lo que más interesa es unir gente a la revolución”, comentó en entrevista Andrés Carrillo y destacó que el ticket de la franquicias es de 1 millón de pesos; sin embargo, si se suma el local de entre 150 y 200 metros cuadrados el costo puede elevarse a 2 millones y medio.

El tiempo de recuperación de inversión se estima a 30 meses y se pagan regalías por el 5% de las ventas más dos cuotas de 2% por mercadotecnia corporativa y local.

La franquicia puede ser llave en mano, pero no es una franquicias rígida, comenta Carillo, debido a que se da apertura al dialogo para que los franquiciatarios decidan cómo diseñarla, “que le metan el propio sabor, que escojan a los artistas para intervenir el inmueble, que trabajen con los arquitectos para que le den esta ambientación, solo siguiendo algunos lineamientos tradicionales en todos los Perros Negros”.

En cuanto al perfil de franquiciatario “buscamos gente perronegrisada, que tenga compromiso y lo quiera trabajar, que tenga la habilidad de resolver problemas. Nos hemos dado cuenta que si reúnes esas cualidades estás preparado para el éxito”.

El objetivo es tener 30 sucursales en los próximos cinco años, actualmente ya hay interesados en el modelo de franquicias en Querétaro, Michoacán y Jalisco.

“Si no te llenas no es Perro Negro, eso significa que una pizza o visitar al Perro Negro es una experiencia que te debe llenar, experiencia, sensaciones, realmente que te sientas parte dé, que una pizza te dé mucho más que eso, aunque sabemos que muchas veces es un momento de convivio, celebración, estar con los hijos, de echar desmadre”.

Nueva sucursal en pandemia

La “salsa secreta” para sobrevivir a la pandemia fue cuidar a la “jauría del Perro Negro”, pues durante la crisis sanitaria se buscó cuidar al personal y se le tomó en cuenta en el proceso creativo de las franquicias.

También tuvieron apoyo de los consumidores, pues cuando se reactivó la economía los comensales acudían a la sucursal a pedir pizzas para llevar o solicitaban por medio de delivery.

El interés de los comensales permitió de Pizza del Pero Negro abriera una nueva sucursal, Revolucionario ubicada a un costado del Monumento a la Revolución.

“Teníamos una (sucursal) más hacia el Frontón, pero era chica, de 60 metros cuadrados, y la misma gente nos dijo que había un restaurante a punto de cerrar, como teníamos esa efervescencia de estar encerrados tanto tiempo, sacamos el arrendamiento y lo echamos a andar(…) ha sido un éxito y estamos felices”.

Los festejos

Para celebrar los 10 años, se lanzaron mecánicas como encontrar la rebanada roda y tener pizza de por vida, que se repartió en las diversas sucursales a lo largo del año. Otra de las actividades fue en el Monumento a la Revolución, donde se seleccionaron a 20 personas que se tatuaron al Perro Negro para tener pizza de por vida.

Este fin de semana, en la sucursal de Sangriento, ubicada en Aquiles Serdán, se realizarán conciertos, peleas de MMA, batallas de rimas, y demás actividades para celebrar los 10 años de la empresa.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario