La Piojería, franquicia que vive de piojos

Foto: Especial

Silvia Rivera y Mayra González son dos emprendedoras que trabajaban en el área farmacéutica, pero se dieron cuenta de que uno de los problemas de los dermatólogos era terminar con los piojos, por ello desarrollaron productos que deshidratan al insecto y aflojan la liendre.

Después decidieron crear La Piojería, franquicia que ya cuenta con 13 sucursales a nivel nacional; seis de ellas en Jalisco.

La franquicia requiere una inversión de 250,000 pesos más IVA y en tan sólo tres semanas se adecua el local con tres áreas de despioje, una sala de espera, uniformes y todo el know-how para hacer el despioje en dos sesiones.

Silvia Rivera dice que el negocio es redituable: “Ni un solo mes vas a dejar de tener clientes, en uno malo lo menos son tres despiojes al día”.

En esa época donde hay poco movimiento en la clínica se llegan a tener ganancias de 30,000 pesos al mes, pero en uno bueno se consiguen hasta 140,000 libres de gastos y sueldos.

También detalla que todo el año hay piojos y que el mejor lugar para poner una franquicia es cerca de las escuelas, porque “siempre va a haber un niño con piojos”.

Silvia comenta que existen tres formas del negocio, el primero es el despioje, el segundo vender los repelentes a los clientes y que 90% de las mamás los compran.

El tercero es comercializar los productos en estéticas, sobre todos en aquellas que se ubican cerca de escuelas.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario