El jamón ibérico que conquistará el mundo

Cuenta con tiendas en México, EU, Reino Unido y París. Foto: Cortesía

Disfrutar de tapas al estilo español no sólo es posible en España, con la expansión de Enrique Tomás, tienda y restaurante de productos ibéricos, ahora se puede degustar en México y Estados Unidos.

El negocio inició en 1995 luego de que Enrique Tomás trabajara por años en la charcutería de sus padres, en el mercado de la Salud de Barcelona, España. La empresa que une una tienda de productos gourmet con un restaurante ya cuenta con 170 locales al rededor del mundo, principalmente en Europa, en países como España, Londres y París.

El año pasado llegó a Estados Unidos y México, en este último la idea era abrir dos tiendas, pero la aceptación de los comensales fue tal que terminaron abriendo siete en la Ciudad de México, Monterrey, Cancún, Yucatán y actualmente son ocho.

Joel Vergés, CEO y socio de Enrique Tomás en México, dice que los esfuerzos se han centrado en “traer una parte de España a México, vivir el auténtico tapeo español, pero con un producto y menú que gira al rededor del jamón ibérico”.

El producto español

El CEO precisa que antes para consumir estos productos se necesitaba de intermediarios y lo que ha hecho Enrique Tomás es negociar directamente con los productores del jamón. “vamos con los diferentes productores y reservamos las mejores partidas de cada lugar y lo englobamos bajo el nombre de Enrique Tomás, que es la garantía de calidad”.

El vino también es parte fundamental del negocio y es posible encontrar producto mexicano. “Nos hemos dado cuenta de que el vino mexicano tiene una calidad excepcional que desconocíamos (...) para nosotros es importante crear una fusión con lo mexicano”.

Aunque el menú es en su mayoría de comida española, hay productos que se adecuaron al paladar mexicano, como la baguete de jamón ibérico, al cual se le pone lechuga, tomate, aguacate y chile chipotle.

La visión de la compañía es ser la cadena internacional que posicione en todo el mundo las tapas y el jamón ibérico, “queremos democratizar el mundo del jamón, que deje de ser algo al alcance de pocos y que podamos ponerlos al alcance de muchos”. El ticket promedio por persona es de 200 a 250 pesos.

Modelo de negocio

Enrique Tomás maneja sucursales propias (40%) y franquicias (70%) y el monto de inversión depende del tamaño del local, uno pequeño, de unos 60 a 90 metros cuadrados, con el monto inicial y un stock de producto ronda en 3 millones y medio de pesos y una tienda de 100 a 180 metros cuadradas está en 4 millones y medio.

El tiempo de recuperación varía de acuerdo con el nivel de desempeño de la operación del inversionista, pero la experiencia ha demostrado que en el tercer año se recupera, aunque existen casos que lo hacen en dos años.

La empresa busca que para finales del 2018 se tengan seis tiendas más en: Guadalajara, Monterrey, Estado de México, Ciudad de México y dos en Querétaro.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario