Franquicias ahorrarán en energía

José Luis Navarro Chinchilla, presidente de la AMF. Foto EE: Hugo Salazar

La Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) da los últimos toques a un programa piloto de consumo de energía, que dejará a sus socios ahorros hasta de 20% en sus recibos de electricidad. La estrategia consiste en comprar a grandes empresas que ya producen energía, al amparo de las recientes reformas, el excedente de ese insumo.

“Estamos recolectando los recibos de luz de todas las marcas para preparar una estratégica de energía, que permita a esas firmas disminuir el costo –de ese insumo- en sus establecimientos y ser usuarios calificados en su conjunto”, explicó en entrevista José Luis Navarro Chinchilla, presidente de la AMF.

En este programa de “energía verde” participa el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), con un fondo de garantía “para aquellos recibos que no se paguen” y con ellos surtir sin problema el insumo, dijo el representante de las franquicias en el país, quien explicó que se escogió a ese tipo de empresas con su baja mortandad, respecto a las pequeñas y medianas empresas (pymes) tradicionales.

Navarro Chinchilla explicó que la electricidad representa entre 2 y 6% de los gastos fijos de un negocio. La energía se podría comprar incluso a las pymes que ya producen electricidad y se distribuirá a través de las líneas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La mecánica es simple: “Usted, franquiciatario, me da el recibo de la luz y nosotros como asociación, con las alianzas estratégicas que estamos haciendo, vamos a poder darle un descuento de entre 15 y 20% directo y puntal al recibo, con un medidor que va a estar al lado del de la CFE y que va a medir la energía renovable, que es más económica que la que se usa actualmente”.

Se planea que el programa piloto arranque en el primer trimestre del 2016 y en él participen 1,000 establecimientos de la zona metropolitana de la ciudad de México. “Queremos una mezcla muy variada –de giros- las tintorerías gastan mucha más luz quizá que un restaurante; queremos desde los casos que gastan mucho hasta la pequeña empresa, que además nos permita ver cómo funciona el fondo de garantías”, añadió el entrevistado.

José Luis Navarro comentó que analizan qué empresas podrían participar con el servicio de última milla y reiteró que el programa no tiene costo para los negocios participantes. Finalmente, adelantó que en unas semanas más presentarán un estudio de consumo de energía en el sector.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario