La franquicia de viajes que quiere conquistar a México

Las franquicias tienen un costo desde los 5,000 dólares. Foto: Especial

En 1992, en Argentina nació la agencia de viajes Asatej Viajes con el objetivo de acercarse a los viajeros más jóvenes con sed de explorar el mundo. Con el tiempo, se convirtió en la tercera mayor agencia de viajes del país que atrajo la mirada de jugadores importantes del sector, por lo que en 2013 fue comprada, cambiando su nombre a lo que hoy se conoce como Almundo.

Al hablar con El Economista, André Ormonde, country manager de Almundo México, explicó que al comienzo la agencia se basaba en ser la agencia tradicional en sucursales físicas a nivel nacional, pero tras la adquisición, se comenzó el plan de expansión en América Latina.

“En 2015 comenzamos operaciones en México y Colombia, en 2018 lanzamos en Brasil y este año sigue siendo de mucho crecimiento para todos los países, además que seguimos fortaleciendo el modelo de franquicias en Argentina”, indicó.

Detalló que una de las fortalezas del negocio es el modelo de franquicias, que fue lanzado en 1998 en Argentina donde han colocado 130 unidades hasta la fecha. En México ya hay dos instaladas con visión de incrementar el número.

Candidato de franquicias

Ormonde indicó que para ser candidato a una franquicia, no se requiere tener experiencia en el sector de turismo, sólo basta la pasión por tener un negocio propio y comprometerse a él.

En cuestión de costos, va de los 5,000 a los 10,000 dólares, dependiendo el tamaño del negocio, ya que se sigue utilizando el formato de sucursal física. El retorno de inversión es de 18 meses y mensualmente, se pueden obtener ganancias entre 80,000 y 120,000 dólares. Por cada negocio, se pueden generar desde cuatro hasta 21 empleos, dependiendo de la magnitud de la agencia.

Asimismo, se ofrecen capacitaciones para ejecutar el negocio, asesoría para la mejor ubicación basándose en estudios de mercado y las adecuaciones para el local, que deberá tener como mínimo un tamaño de 40 m2.

“Hoy hay distintos perfiles de viajeros, que quieren hacerlo en línea, quieren atención más personalizada, ir a sucursales, y por eso confiamos que nuestro modelo se adecua a ellos porque además de la sucursal, tenemos página online y ventas por teléfono. Con esto, lo que queremos es estar más cerca de los clientes”.

Con su programa de expansión, el objetivo es tener 10 franquicias operando para finales de 2019 y el plan a los siguientes cuatro años es tener 360 puntos, tanto en Ciudad de México, como Guadalajara, Monterrey y Puebla.

“Creemos que tenemos un modelo interesante para los viajeros e inversionistas”, finalizó Ormonde.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario