Franquicia por conversión, el modelo que ayuda a pequeños hoteles a crecer

Los hoteles independientes tienen mayor crecimiento. Foto: Especial

A raíz de la pandemia, el sector hotelero ha sufrido una de las mayores crisis en la historia, lo que le obliga a oficiar su modelo de negocios y ser innovador, pero ¿cómo? Una forma puede ser a través de la franquicia por conversión, sobre todo para los pequeños o independientes hoteles.

Las franquicias son uno de los modelos de negocios más exitosos debido a que tienen menor riesgo de fracaso, requieren menor inversión, ya son estrategias probabas y se tiene acompañamiento en todo momento. Aunque su esencia de negocio continua, ha evolucionado como la franquicia de conversión, que permite a las pequeñas empresas crear alianzas con marcas prefabricadas o con una empresa consolidada, lo que le beneficia en diferentes ámbitos.

Para esto, el franquiciador incorpora a pequeños empresarios, pequeños negocios existentes, a ser parte de la marca de la franquicia con el fin de unir esfuerzos y promoverse con mayor fuerza. Así, el franquiciado tendrá un crecimiento más rápido, aumentan las ventas de forma exponencial, mejora la experiencia y amplía su alcance por medio de nuevos canales de promoción.

“Resulta importante destacar que dicha incorporación de un negocio independiente a una franquicia se da por medio de un plan de negocios que representa un beneficio a corto y largo plazo para ambos, así como la seguridad de que los cambios traerán estabilidad y ventajas para dicho negocio”, explica la cadena de hoteles Ayenda.

Franquicia en hotelería

Ayenda, que basa su modelo en franquicia por conversión, explica que en el caso de los hoteles, los independientes que se afilien a una marca consolidada, podrán tener un mayor crecimiento y visibilidad, pasando a formar parte de una red estratégica que refuerza todo el negocio incluyendo a un equipo de expertos profesionales conocedores de la industria.

Además, los franquiciados por conversión aprovechan y disfrutan de un soporte operativo solvente y experimentado, siguiendo la máxima de que “la unión hace la fuerza”.

“Una cadena hotelera consolidada ayudará a maximizar los ingresos, no sólo por medio del posicionamiento de marca y estandarización, sino también del control de gastos operativos del hotel a través de la optimización de los parámetros de performance que sirven para realizar un análisis profundo de desempeño y marketing”.

Modelo Ayenda

Ante los beneficios que otorga la franquicia por conversión, el modelo de Ayenda consiste en buscar esos pequeños hoteles para sumarse a su marca y ayudar a tener un mejor crecimiento, vender más sin elevar costos de operación, optimizando los modelos existentes y multiplicando la exposición en los canales de comunicación, tanto tradicionales como digitales.

Los hoteles que se afilien aportarán una comisión escalonada, es decir, proporcional a las ventas generadas.

“El modelo de franquicia por conversión es una oportunidad para los hoteles independientes mexicanos que buscan crecer y ser más competitivos en un sector que debe reactivarse en un año retador por la pandemia”, finaliza Ayenda, que ya suma 200 hoteles en México, Perú y Colombia.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario