Asadores, un negocio inmigrante en México

Foto: Weber

Un negocio no depende únicamente de una correcta visión empresarial; la cultura juega un papel importante para el surgimiento y la sostenibilidad del proyecto. Un ejemplo de esta relación es el segmento del asado gourmet que en México ha empezado a despuntar.

Franquicias como Weber, fabricante internacional de asadores, han puesto un especial interés en las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país, que de adaptarse a este segmento podría tener ganancias de 1 millón 700,000 pesos, con un porcentaje de utilidad de entre 20 y 30%, y un retorno de inversión que ronda los 3 años.

El asado es un negocio prometedor en la parte norte del país, donde esta cultura es muy arraigada, sin embargo, esta expansión está tocando las costas del Pacífico debido a la llegada de extranjeros que han decidido radicar en la zona.

Para incursionar en este mercado las pymes deben costear una inversión inicial de entre 800,000 pesos y 1 millón de pesos, estar dirigidas a un nivel socio-económico medio-alto, y fomentar una campaña de experiencia directa con el cliente mediante talleres, recetas y exposiciones.

“El consumidor final va a las tiendas de los pymes, se involucra en el asado se pone el mandil se pone a usar los accesorios, los asadores y le pierde el miedo, entonces se convierte en un círculo virtuoso de un negocio redondo”, señala Salazar Soto, gerente General de Weber México.

Para incursionar en una franquicia se requiere de una inversión de 50,000 pesos para artículos básicos y de 300,000 para modelos premium. Una pyme puede complementar su oferta con accesorios para la cocina o diseños y construcción de hornos de jardín, todos aquellos artículos referentes a la carne asada.

Asados y asadores

Existen tres tipos de asadores, de gas, de carbón y eléctricos. En el caso de los modelos de gas, existen categorías para un nivel austero de 2,500 pesos hasta nivel premium de 46,000 pesos o cocinas completas por 70,000 pesos.

“Un buen asador debe tener un portafolio que se acomode a las necesidades del publico y tener ingeniería al rededor del asador para manejar el calor preciso y un precio accesible al nivel socio-económico”, así lo expuso Paty del Real, dueña de Grill and More, empresa de distribución de artículos para el asado

Esta cultura va de la mano de la tecnología que permite asar una infinidad de productos, tales como: pescado, moluscos, verduras, puerco, res, carnero, postres, gracias a su versatilidad y control.

CRÉDITO: 
Arturo Cardoso / El Empresario