Café Colibrí prevé llegar a 80 franquicias

Toks es uno de los restaurantes donde se vende la marca. Foto: Archivo/El Economista

Puebla, Pue. La empresa poblana Café Colibrí prevé vender 80 franquicias durante este año. Actualmente cuenta con 26 en este y ocho estados más.

Cada unidad tiene un costo cercano a 420,000 pesos, lo que incluye el equipo para la operación, mobiliario, herramientas, insumos y la capacitación del personal.

El modelo de negocio surgió en el 2010, después de 11 años que se organizó un grupo de indígenas de la Sierra Norte para integrar la cooperativa Pequeños Productores de Café de la Cuenca de Cozoltepec, que comercializaba algunas bebidas derivadas del grano.

Rolando Aco Cortés, director general de la firma, menciona que de concretarse los planes los 480 socios tendrían recursos para tecnificar e incrementar la producción en el 2015 hasta 400%, en más de 550 hectáreas distribuidas en los municipios de Cuautempan, Huitzilán de Serdán, Zongozotla y Xochitlán, las cuales generan en total 6,000 quintales del grano al año.

Refiere que hace cuatro años, cuando iniciaron con la comercialización de puntos de degustación, abrieron 11 unidades en algunos municipios de Puebla, así como en Morelos y el Estado de México. Además, en este tiempo, se sumaron con establecimientos las ciudades de Guadalajara, Huamantla, Mexicali, Querétaro, Tlaxcala, Torreón y Veracruz.

Calidad y variedad, sus claves

Destaca que la aceptación de la marca obedece a que ofrecen calidad y distintas combinaciones del café con productos como amaranto, chocolate, maíz y miel, lo que da origen a sabores 100% mexicanos, que se constituyen en un menú de más de 13 bebidas que otras firmas del sector no tienen para sus consumidores.

Refiere que el café que siembran es comercializado con la cadena de restaurantes Toks, donde tiene gran aceptación, y que están en negociación con otras firmas del rubro de alimentos para proveerlos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Miguel Hernández/El Economista