Cómo desarrollar un proyecto de inversión exitoso

Como un valor entendido, un proyecto de inversión se analiza, aprueba, ejecuta, cierra y se echa en marcha para generar utilidades y valor agregado a la empresa. Para ello, debieran desarrollarse una serie de factores, para mantenerlo controlado y exitoso en todas sus fases.

A continuación, se proponen una serie de puntos que debieran considerarse al respecto:

  1. Parta de una buena idea que no esté satisfecha total o parcialmente en el mercado, ya sea por oferta insuficiente, una idea innovadora, un nuevo producto, por un mejor precio y valor agregado a los clientes potenciales del proyecto.
  2. Elija una ubicación clave y estratégica de su planta, almacén, tienda o unidad de servicios para asegurar correctamente el flujo de clientes y/o la logística de sus operaciones.
  3. Prepare un procedimiento adecuado de control de proyectos que cubra el aspecto técnico y financiero.
  4. Realice un presupuesto completo del proyecto y no permita que solo sea aprobado por el impulso o corazonada de un accionista, consejero o directivo de la empresa
  5. Desarrolle un estudio completo de mercado, financiero, técnico y de la organización del proyecto por parte de profesionistas internos y/o externos que estén debidamente capacitados.
  6. Dentro del estudio financiero, calcule los flujos de efectivo descontados del proyecto, la tasa de descuento del mismo, así como su Tasa Interna de Retorno (TIR), Valor Presente Neto (VPN) y Período de Recuperación de la Inversión (PRI).
  7. Sobre los tres indicadores financieros del párrafo anterior, verifique que sean iguales o mayores a los parámetros mínimos de autorización de proyectos aprobados por la Dirección General y/o el Consejo de administración. En caso de no tenerlos, impleméntelos.
  8. Si se aprueba el proyecto y alguno (s) de esos parámetros calculados es menor a la TIR, VPN establecidas, es negativo alguno de estos valores o excede a los años de recuperación del proyecto establecido, según las políticas, solicite que se justifiquen y autoricen por escrito esos valores fuera de rango y sométalos a la aprobación final tanto de la Dirección General, del Consejo o de su Comité de Finanzas y Planeación.
  9. Prepare un Formato de Autorización completo del proyecto con sus principales características, TIR; VPN; PRI, objetivos y cifras a alcanzar desde el punto de vista financiero, de mercado, de producción, ecológico (en su caso), fecha de inicio de operaciones, niveles de aprobación, etc.
  10. Al preparar el Formato antes mencionado o sus anexos, establezca los parámetros operativos, tanto de ventas, producción y financieros y de control de calidad a lograr y monitorear en forma mensual, trimestral y anual, para posteriormente compararlos Vs. los resultados reales.
  11. Someta este formato de aprobación y sus anexos a la aprobación formal del Director General y del Consejo, en su caso, con base a la relación de niveles de autorización que la empresa debe tener.
  12. Realice una selección adecuada de la empresa coordinadora, los contratistas y proveedores del proyecto, procurando implementar un sistema de evaluación técnica y calificación de los mismos.
  13. Realice concursos de asignación de obras y pedidos a opciones calificadas de ofertantes en base a que ofrezcan las mejores condiciones técnicas y precios por sus servicios, materiales y equipos.
  14. Prepare cuadros comparativos de las cotizaciones de las ofertas recibidas de concursos y colocación de pedidos.
  15. Solicite se preparen periódicamente (mensual o trimestralmente) cronogramas o graficas de Gantt para comparar el desarrollo real de las fases del proyecto Vs. las fechas de las fases originalmente planeadas y autorizadas.
  16. Vigile los montos que se vayan gastando en el proyecto a lo largo del mismo y no hasta que se vaya a terminar, lo cual puede originar sorpresas desagradables de sobregiros, los cuales pueden ocasionar que éste sea menos rentable a lo originalmente planeado.
  17. Para el punto anterior desarrolle un adecuado y oportuno sistema de control presupuestal.
  18. No confié ciegamente en los comentarios, cifras y reportes del Director, Gerente o encargado de su proyecto cuando esté en desarrollo, solicité se haga una auditoría financiera, contable, de compras y técnica, para detectar las desviaciones oportunamente, principalmente para comparar los volúmenes facturados contra los físicamente ejecutados y en planos, identificando las variaciones existentes pagadas de más, que, por cierto, siempre se presentan.
  19. Evalúe si su área de Auditoría Interna está capacitada para revisar el proyecto desde el punto de vista financiero, contable y técnico. En caso contrario, contrate asesores externos, incluyendo el o los ingenieros de la especialidad adecuada (s)
  20. Verifique que los proyectos se capitalicen contablemente en forma oportuna en el periodo contable que fueron concluidos y cuando entraron en operación, para que los ingresos del mismo se enfrenten adecuadamente a los cargos por depreciación mensual.
  21. Al final del proyecto, compare el importe final del presupuesto con el importe real gastado para determinar si hubo variaciones razonables. En caso de haber variaciones negativas o positivas mayores al 10%, o el porcentaje que establezca el Consejo, deberá solicitar que se expliquen las mismas y se autoricen por escrito, para someterlas a la aprobación final de la Dirección General y del Consejo.
  22. Vigile que los proyectos de inversión concluyan en la fecha objetivo indicada en los Formatos de Autorización del proyecto, ya que, de terminarlos varios meses después, origina que éstos sean menos rentables, debido a que los flujos de efectivo que genere, se obtendrán, reconocerán y contabilizarán también varios meses después.
  23. En caso de presentarse la desviación anterior, solicite al Director, Gerente o encargado del proyecto que presente las justificaciones correspondientes, al Consejo o al Comité de Finanzas y Planeación.
  24. Informe a su Consejo o al Comité de Finanzas, así como a la Dirección General el avance de los proyectos en sus diferentes fases, para obtener su retroalimentación.

Como conclusión podemos afirmar, que, si se consideran los puntos anteriores en la administración de sus proyectos de inversión, se tendrá un proyecto controlado y exitoso que origine flujos de efectivo positivos, así como rentabilidad, valor agregado y estabilidad en el largo plazo para su organización.