Estrategia de Recursos Humanos para cumplir con los objetivos empresariales

Toda estrategia de Recursos Humanos requiere que se habilite una infraestructura interna que permita a la organización movilizar eficazmente los recursos y procesos, para alinear tanto su cultura, como empleados y sistemas, mediante la coordinación de una serie de acciones para el logro de los objetivos de la estrategia empresarial, la cual determina la manera en que la empresa cumplirá sus metas y crecerá a corto y largo plazo.

La capacidad de las compañías de definir y cumplir sus objetivos está directamente vinculada a las estrategias internas de RH y una estrategia de este tipo da como resultado que los colaboradores, procesos y la filosofía operativa de la organización estén en consonancia. Es una forma de hacer de la gestión de los recursos humanos un catalizador que permita ampliar los objetivos empresariales u organizativos.

Por ello es importante desarrollar un plan a largo plazo que dicte las prácticas de la organización en materia de RH, que contemple los procesos de contratación, incorporación, gestión del rendimiento, formación y desarrollo, para impulsar la coordinación eficaz de los colaboradores y altos directivos, en torno a una visión de futuro.

Cabe hacer énfasis en que las personas son un pilar fundamental de la empresa, por lo que los altos directivos y los managers de toda la organización deben implicarse en la estrategia de RH, a través de un gran sentido de colaboración y comunicación, así como con información procesable y previsión. Buscando que la organización logre un mayor arraigo con su razón de ser, es decir, su misión y, además, avance hacia su visión, que es la situación futura deseada.

Para lograr dicho objetivo hay que analizar la situación actual, la cultura empresarial, el nivel de compromiso, retención y productividad de los empleados, así como la estructura organizativa, que alinea las distintas partes de la organización para mejorar el rendimiento y los procesos de personal.

Respecto a los procesos de personal, habrá que analizar las etapas del ciclo de vida de los empleados para identificar si precisan de mejoras, como por ejemplo:

  • La marca empleadora, que es la reputación de la organización frente a los candidatos.
  • Experiencia del candidato, cómo se siente y se comporta respecto a los procesos de entrevista, selección, formación y contratación.
  • Incorporación del empleado, periodo durante el cual se establecen las bases de la relación entre el empleado y empleador en función de las impresiones adquiridas previamente.
  • Gestión del rendimiento del empleado, que se evalúa periódicamente.
  • Compromiso del empleado, vínculo emocional que siente con su lugar de trabajo, función laboral, compañeros y cultura corporativa.
  • Salida del empleado, cuando se despide de las personas y de la organización para la que trabajaba.

Dar prioridad a la inversión en tecnología de RH con soluciones tecnológicas de vanguardia, hará posible mejorar los resultados en el personal, así como en la productividad y eficiencia de la organización. Pilares de suma importancia para alcanzar los objetivos a corto y largo plazo de toda compañía que opera en un mundo en constante evolución.

*El autor: Maribel Cano LATAM Marketing & Communications Manager Cegid, en América Latina Meta4 A Cegid Company, empresa líder de soluciones tecnológicas en la nube para la gestión de Recursos Humanos.

Imagen: