Riesgos por no seguir el plan estratégico de negocios

En mi anterior colaboración a esta columna “Puntos Finos para Optimizar su Plan Estratégico de Negocios” (PEN) del 20 de enero pasado, recomendé diversos puntos clave para eficientar este Plan y la operación de su empresa. De su análisis pueden derivarse numerosos riegos, por no seguir su PEN, destacando entre otros, los siguientes:

1) No tener actualizada ni personalizada la Misión y Visión de su empresa, puede ocasionar riesgos por no tener claros el propósito, los objetivos a conseguir, así como a dónde quiere llegar su organización. También pueden presentarse opiniones divergentes entre sus consejeros, directivos y usted como empresario, que apunten a direcciones diferentes, por no compartir la misma Visión y Misión.

2) Si no están formalizadas, ni actualizadas en su PEN las medidas y los lineamientos estratégicos, las metas a lograr, las acciones estratégicas y los recursos que se deben canalizar al respecto, pueden originar el riesgo que los resultados reales de negocios presenten serias desviaciones negativas que influyan en su flujo de efectivo y atrasos en la ejecución del propio PEN.

3) Un caso de estudio donde no se siguieron los conceptos de los dos puntos anteriores del PEN, se refiere a una conocida empresa de autoservicios, que por apostar en instrumentos financieros derivados en dólares, sufrió fuertes pérdidas financieras, poniendo en riesgo su continuidad, por diversas demandas de bancos nacionales y extranjeros, que tuvieron que negociar.

4) Si su PEN no está actualizado con las tendencias del mercado y las innovaciones tecnológicas en la producción de sus bienes y servicios, e incluso con los cambios demográficos, pueden ocasionar que su empresa empiece a perder participación de mercado y que sus clientes directos e indirectos prefieran a su competencia, los cuales serán difíciles de recuperar posteriormente.

5) En caso de que su PEN no considere los cambios en las regulaciones federales y estatales, pueden originar clausuras y atrasos en el surtido a clientes, tanto en la producción de sus actuales líneas, así como en la fecha de inicio productivo de sus nuevos proyectos de inversión, lo cual puede ser aprovechada por la competencia para ganarle participación de mercado.

6) Si su PEN no consideró o no realizó los suficientes análisis cualitativos y proyecciones económicas en el lanzamiento de nuevas líneas o productos, puede ocasionar que se afecten y diluyan sus marcas actuales, con la consecuente pérdida de mercado. A menos que por razón estratégica, su empresa haya previsto que con el tiempo, dichas líneas o artículos actuales, vayan de salida del mercado y quieran anticiparse a las tendencias futuras del consumidor.

7) La omisiones en el análisis FODA puede originar que su empresa no saque provecho de sus Fortalezas, ni aproveche las Oportunidades de negocios, disminuyendo las ventas que podría haber logrado. La falta de identificación y cuantificación de las Debilidades de su empresa ante la competencia, puede originar el riesgo de perder imagen y clientes. La no identificación de las Amenazas de la competencia local e internacional, pueden originarle riesgos de atrasos de ejecución en su PEN y ceder participación de mercado.

8) Si usted no compara periódicamente las métricas o Indicadores de Desempeño de su PEN Vs. sus resultados reales y no investiga las variaciones, puede ocasionarle el riesgo de que pierda el control de algunas de sus operaciones importantes.

9) Si usted cree que su modelo de negocios es permanente, que no requiere revisión periódica, o al menos cada dos años y cree que las ventas seguirán indefinidamente, su empresa es candidata a perder fuerte participación de mercado (1), e incluso a salir del mercado (2). Basta recordar, los casos de empresas internacionales, como Kodak (1) y Blockbuster (1), así como Burguer Boy (2) en el marcado mexicano, que no supieron actualizarse, ni adaptarse al mercado.

Podemos concluir que existen diversos riesgos que pueden afectar severamente a su organización, no solo por carecer de un PEN, sino incluso, por no seguirlo adecuadamente, poniendo incluso en peligro la permanencia en el tiempo de su empresa, o por lo menos, la pérdida de su participación de mercado.

Sobre el autor: Es miembro del Consejo Editorial de la revista Veritas del Colegio de Contadores Públicos de México.
[email protected] ">[email protected]