Equipos de alto desempeño para situaciones de crisis

Un equipo de alto desempeño es un grupo de personas que está preparado para enfrentar una situación de crisis o emergencia.

Habitualmente confundimos el término equipo de alto desempeño y hacemos referencia a un equipo efectivo, lo cierto es que uno de alto desempeño solamente se conforma para hacer frente a situaciones críticas. En este sentido, un sismo es una situación de crisis y se requiere de equipos de alto desempeño para enfrentarlo, pero las situaciones de crisis que una empresa puede experimentar pueden ser de diversa índole y magnitud; hablamos, igualmente, de situaciones emergentes cuando, por ejemplo, se da un despido masivo de empleados en una compañía o, tal vez, un cliente decide hacer un pedido inmenso que supera el nivel de operación de la compañía.

Integración de equipos de alto desempeño

Cuando hablamos de integración nos referimos a identificar a las personas que tienen talentos muy desarrollados en ciertas áreas de la organización y que son las personas que pueden dirigir o encaminar la solución a diferentes problemas que se pueden presentar. Si regresamos al ejemplo del sismo, todos hemos oído hablar de los topos, un grupo de expertos que a pesar de que cada uno de ellos tiene una su profesión, también cuentan con una preparación especial para hacer frente a emergencias.

Una compañía debe tener perfectamente identificadas a las personas que reúnen los talentos requeridos para resolver situaciones críticas, a fin de llamarlos cuando alguna situación se presenta.

Características y principios fundamentales

Los integrantes de un equipo de alto desempeño:

  • Son expertos en su tema y son los mejores en “eso” que hacen
  • Tienen muy claro el foco; es decir, saben perfectamente cuál es su misión
  • Saben integrarse bien y conocen qué parte le toca a cada uno, para realmente ser un engrane efectivo en el proceso y lograr el objetivo

Asimismo, las personas que conforman un equipo de alto desempeño deben:

  1. Saber manejar sus emociones, ya que un entorno critico requiere de mucha “cabeza fría”. Son emocionalmente inteligentes y no pierden el control frente a emergencias. En definitiva, cuentan con una gran habilidad para manejar sus emociones en momentos de mucha tensión.
  2. Saber comunicarse entre ellos de manera eficaz; la comunicación juega un papel relevante en este tipo de situaciones.

Todas las empresas enfrentan eventualmente situaciones de crisis donde hay mucho en juego y depende, en buena medida, de contar o no con un equipo de estas características, para que la compañía pierda o no grandes negocios, inclusive, ponga en juego su supervivencia.

Asimismo, estos equipos están formados con base al tipo de emergencias que pueden surgir en la organización. En este sentido, existen equipos de alto desempeño en las compañías que van desde brigadas de seguridad, hasta expertos en situaciones críticas. Por ejemplo: Cuando la empresa está atravesando por un mal momento financiero o un cliente demandante realiza un pedido que implica aumentar los ingresos de la compañía de manera notable y exponencial, y no se cuenta con suficiente capacidad de producción.

Más que capacitar de manera continua a estos equipos, lo importante radica en formarlos en lo que tienen que lograr, para ello hay que conocer a cada uno de los integrantes del equipo, tanto como personas y como expertos. Estas personas saben que van a trabajar juntos en el proceso de resolución de este tipo de eventos, creando grupos de enfoque multidisciplinarios.

Finalmente, considero importante subrayar que un equipo de alto desempeño no es algo aspiracional. El nivel de adrenalina y desgaste de las personas que viven ese tipo de emergencias es insostenible en el tiempo, por lo que no puedes aspirar a que tu departamento de contabilidad sea de alto desempeño, por bien que se oiga el concepto; tú quieres un buen equipo de contabilidad pero no una de alto desempeño más que para situaciones de emergencia, ya que, como digo, el desgaste físico e intelectual es tremendo en esos contextos.