La inclusión del talento femenino en puestos directivos

Cada compañía tiene la responsabilidad y el reto de incorporar en sus filas más talento femenino que no solo forme parte de la plantilla laboral, sino que además, pueda desarrollarse para ocupar puestos directivos: Jorge Vega Iracelay, Director de Asuntos Jurídicos, Corporativos y de Filantropía de Microsoft México

Es bien sabido que las mujeres profesionistas se enfrentan a mayores retos para posicionarse y destacar en sus respectivos trabajos, a diferencia del género masculino.

En México, hemos escuchado bastante sobre la diversidad e inclusión de género en los puestos directivos de diversas compañías. Si bien, es verdad que las empresas incorporan políticas y prácticas para impulsar la contratación de talento femenino, también es verdad que aún son los hombres los que ocupan más y mejores posiciones dentro de las empresas.

Es por ello que cada compañía tiene la responsabilidad y el reto de incorporar en sus filas más talento femenino que no solo forme parte de la plantilla laboral, sino que además, pueda desarrollarse para ocupar puestos directivos.

El panorama no es fácil, pues en mi experiencia profesional dentro de las áreas jurídicas, he visto cómo este tema se acentúa en mayor proporción con mis colegas abogadas. Al incorporarme a Microsoft el reto era aún mayor, me preguntaba: ¿cómo incorporar el talento femenino en una empresa tecnológica?

Afortunadamente, Microsoft es una empresa comprometida con todo su talento, y la diversidad e inclusión son valores organizacionales estipulados en sus políticas corporativas. Reflejo de la buena ejecución de estas políticas son el 28% de las mujeres que conforman la fuerza laboral de Microsoft en México, de las cuales el 25% ocupa roles técnicos. Con respecto al área global jurídica de Microsoft, 51% se conforma por mujeres y de estas, el 42% tiene roles de liderazgo. Este mismo departamento en México tiene 66% de colaboradoras femeninas, lo que me enorgullece profundamente.

En todos estos años que llevo colaborando en Microsoft México, he conocido y valorado personal y profesionalmente la importancia de contar con talento femenino dentro de cualquier área. Asimismo, preocupadas por el contenido al que pueden acceder sus hijos en línea, las colaboradoras que son madres pusieron sobre la mesa el tema de la protección online, lo que nos permitió ofrecer servicios de seguridad en línea y en cada dispositivo que cuente con el sistema operativo Windows. Sin duda han sido aportaciones de gran valor que nos permiten llegar a más mercados.

Es por ello que, conociendo el potencial del poder femenino, a partir de su siguiente año fiscal, Microsoft implementará en su área jurídica una política en la que se otorgará el 2% de la remuneración anual, como bono a las firmas de abogados en Estados Unidos que tengan un porcentaje alto de mujeres abogadas en puestos directivos, que a su vez colaboren con Microsoft.

Con esta política, a lo largo de seis años se incrementará del 38% al 46% el número de abogadas en las firmas. Conforme avance esta política, estaríamos extendiéndola en cada uno de los países en donde Microsoft está presente. Sin duda, es claro que las iniciativas de diversidad en esta área tienen una mayor probabilidad de tener éxito si son ejecutadas desde los más altos niveles de los despachos de abogados, pues creemos que los líderes pueden convertirse en fuertes modelos a seguir y con ello ayudar a fomentar una mayor diversidad a través de la profesión en su conjunto.

Sobre el autor

Jorge Vega-Iracelay es actualmente Director Senior de Asuntos Jurídicos, Corporativos y de Ciudadanía en Microsoft México. En 2012, fue elegido Vicepresidente de Relaciones Gubernamentales de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), y en 2013, Vicepresidente Ejecutivo. Vega-Iracelay fue reconocido en el año 2008 como el mejor abogado global de Microsoft Corporation y en 2010 se le otorgó el galardón del Círculo de Excelencia Global por sus iniciativas en materia de Responsabilidad Social Corporativa en Argentina.
@JorgeVegaIra