Vibuk, la red que hace visible el talento artístico

Foto: Especial

En México hay por lo menos 35,000 personas que, desde el 2013, están cursando alguna disciplina en artes en una de las 37 escuelas incorporadas al INBA (Instituto Nacional de Bellas Artes) o al Centro Nacional de Artes (Cenart) y, sin mencionar la oferta educativa privada y/o estatal, la gran mayoría de ellos buscan una oportunidad para convertirse en estrella.

Se trata, en palabras de Jorge Martínez, cofundador de Vibuk, de un talento invisible, que necesita emerger, hacerse visible para los productores y responsables de casting. Eso motivó al productor español de contenidos audiovisuales a crear en Madrid una red profesional que conecta al talento artístico con aquellos que buscan actores, actrices u otros profesionales de las artes escénicas.

Vibuk, que en el 2016 experimentó un crecimiento de 500% al registrar 75,000 usuarios (entre oferta de talento y cazadores del mismo), llega a México donde ya ha despertado interés de la comunidad artística. Jorge Martínez asegura en entrevista que, tras una pequeña campaña promocional en Facebook y previo a su lanzamiento oficial este miércoles 15, ya han validado más de 3,700 perfiles. A la fecha cuenta con 10,000 usuarios mexicanos.

El contenido audiovisual pasa por un excelente momento. Datos de Cisco indican que en el 2019 el video llegará a cerca de 90% del tráfico global en Internet y Google estima que Youtube tendrá 1,000 millones de usuarios únicos en el mundo, con 6,000 millones de horas vistas al mes y 400 horas de contenido nuevo subido cada minuto, por lo que las agencias de marketing están más conscientes que nunca de la importancia del contenido audiovisual.

Esto nos hizo ver que hay un mercado creciente, que cada vez más necesita el talento artístico”, expone Jorge Martínez, quien recuerda que como productor tenía que recurrir a las agencias de modelos y de casting para hacerse de actores. “Casi siempre te ofrecían lo mismo, yo ya me había hecho a la idea de que no había muchos actores en España” a pesar de que tan sólo en Madrid había 18 escuelas de arte dramático. Hubo incluso que contratar actores de otros países para cubrir las necesidades de la producción.

En 2010, dos amigos actores que le platicaron durante una cena los problemas que tenían para conseguir papeles, le sembró la inquietud de buscar una solución. La idea cobró forma cuando más un conocido suyo le mostró una plataforma para buscar, comprar o rentar inmuebles. ¿Qué tal que hacer un Metroscúbicos de actores? Se le ocurrió, ése fue el nacimiento de Virbuk.

Pasarían tres años más para dar forma a la plataforma. En ese lapso Jorge Martínez se rodeó de un equipo petit para sacar el proyecto adelante, consiguió a entusiasta inversionista, Antonio Resines, un conocido actor de cine español y expresidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, y probó su idea con la comunidad.

Para amateur y profesionales

Para ser parte de esta red profesional, el usuario se registra gratis, sube sus fotos o videos. El proceso tardar tres minutos. Podrá incluir información sobre su perfil físico, habilidades, roles, escuelas, entre otros datos.

El buscador de talento tiene 60 parámetros para filtrar su búsqueda, además de las palabras clave. “Una vez que encuentro a la persona, le puedo enviar un mensaje, compartir con el director su perfil, añadirla a mi carpeta de favoritos o convocarla a un casting online”.

El principal beneficiado con esta plataforma es la comunidad artística profesional, pero también sirve para aquella mamá que busca un mago para la fiesta de su hijo o el empresario que desea un estandopero que amenice la celebración de aniversario de su compañía.

De la misma forma, es un espacio para el talento amateur, que ha soñado con salir en televisión o que tiene alguna habilidad artística.

Pero hay reglas: “Mucha gente se toma una foto con el celular o con el dorso desnudo y con ella se intenta registrar, esa gente no la aceptamos. No pedimos una foto profesional, pero sí una bien hecha, donde te veas bien y donde tengas una ficha completa”.

La forma en cómo se monetiza la plataforma es mediante una cuota Premium tanto a actores como a productores. Los primeros tendrán posicionamiento, promoción y visibilidad, los segundos muchas más herramientas para gestionar sus casting, citas y producciones. Una tercera vía es la publicidad.

Jorge Martínez asegura que Vibuk ya ha sido validado por el mercado. Tan sólo el día de la entrevista aseveró que se registraron 400 personas, la misma cantidad que se reportó en el mes de diciembre del 2016.

“Hemos multiplicado por 10 el número de usuarios de Vibuk… sabemos que hay 35,000 visitantes únicos al mes; ya hay 75,000 personas registradas, cuando hace un año -2015- había 12,000; y se han enviado 25,000 mensajes”, detalla.

Hay, por supuesto, historias inspiradoras, como la del aspirante a actor de 65 años de una lejana provincia española, que vio cumplido su sueño de estar en un anuncio publicitario para televisión. “La labor social de Vibuk es hacer visible al talento invisible” y por ello la plataforma se ha hecho acreedora entre otros premios a la mejor startup de las Artes Escénicas. “A ver si dejamos de ganar premios y ganamos dinero”, comenta entre risas su cofundador.

Con México, Vibuk inició su proceso de internacionalización. En seis meses se probará si México ha hecho suya la plataforma, será entonces que Jorge Martínez busque un socio estratégico (Smart money) para potenciar el proyecto hacia América Latina. Este año, la meta es también llegar a los 350,000 usuarios.

Finalmente, Jorge Martínez comparte sus diferentes lecciones como empresario y emprendedor, que implicó no sólo volcar en la startup su experiencia creando empresas, sino retomar de ésta la agilidad para corregir, pivotear y la horizontalidad para la toma de decisiones.

También apunta otras diferencias: “en la empresa, soy el director; en la startup soy el CEO. En la empresa nunca me he hecho fotos, acá tengo fotos muy cool. Hasta las tonterías son diferentes en la startup. Tienes momentos buenos y malos, pero como los hijos, un día te dicen que te quieren -el registro rápido de usuarios en México fue uno de esos días- y los suple todo”.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.