Vendrán franquicias extranjeras a detonar negocios

México se ha convertido en uno de los destinos prioritarios para la expansión de franquicias internacionales que intentan hacer frente a la desaceleración de sus economías.

De acuerdo con Ferenz Feher, director de la consultora en franquicias Feher & Feher, empresarios estadounidenses y españoles comenzarán a exportar sus conceptos a suelo nacional motivados por el tamaño de mercado y apoyos gubernamentales.

“Los despidos y jubilaciones detonarán el emprendimiento en negocios con riesgos mínimos de inversión, esto se incrementará con el financiamiento sin intereses que ofrece el Plan Nacional de Franquicias”, indicó en conferencia.

Por esta razón se espera que el país comience a recibir de forma exponencial conceptos provenientes principalmente de Estados Unidos, España, Brasil y Guatemala.

“Las franquicias extranjeras se convertirán en un generador de fuentes de empleos que servirán para los connacionales que regresen de territorio estadounidense”, añadió.

Explicó que este modelo de negocio constituye una estrategia para que las empresas generen ingresos ya que su transferencia implica el pago de cuotas fijas además de regalías. Además, constituyen una oportunidad para generar canales de distribución directos y crear demanda de su oferta.

“Las franquicias serán uno de los sectores menos afectados por la crisis económica debido a sus operaciones sistematizadas y estrategias para bajar precios”.

Derrama económica

Un total de 10 nuevos conceptos se incorporan al mercado nacional de las franquicias con una derrama económica de 3.5 millones de pesos.

Kowi, empresa sonorense dedicada a la comercialización de carne de cerdo; Oro de Montealbán, dedicada al diseño y fabricación de joyería prehispánica, y Club 8, concepto de billar originario de Chihuahua son algunos ejemplos.

En diciembre la empresa consultora tendrá listos otras desarrollos y para el siguiente año prevé que el crecimiento del sector sea de 2 puntos porcentuales sobre todo porque los conceptos de baja inversión tendrán una alta demanda.

[email protected]

CRÉDITO: 
Karla Ponce