Vendora, la plataforma que apoya a las “nenis” a crear sus negocios

No requieren invertir para comenzar a vender. Foto: Especial

Desde hace años, Felipe Servin se ha dedicado al mundo del emprendimiento con empresas enfocadas en tecnología; sin embargo los logros que ha temido y su crecimiento no podrían haber sido posibles sin su papá, quien trabajaba en el sector gobierno y su mamá, que por años se ha dedicado a la venta de diferentes productos, algo que hoy realizan muchas “nenis".

Por semanas, las redes sociales han estado hablando de las nenis, mujeres micro empresarias que se dedican a la venta de diversos artículos como de belleza, moda o del hogar, a través de redes sociales y entregando en algún punto de la ciudad. Además, se caracteriza por los términos que usan con sus clientas como “neni”, “hermosa”, “linda”, entre otros.

Si bien esta actividad representa una actividad económica importante, para muchos ha sido motivo de burlas y de trato despectivo hacia estas mujeres, quiene en su mayoría, lo hacen para tener ingresos extra, como sustento de sus hogar o como alternativa ante el desempleo.

Consciente de esto y siendo hijo de una “neni”, desde hace años Felipe se fijó la meta de ayudarlas, por lo que creó Vendora, una plataforma en la que las mujeres pueden vender sus productos sin invertir en membresías, compra de catálogos o cumplir requisitos como compras mínimas. Incluso, si lo desean pueden crear su propia tienda.

“Desde hace dos años vimos que muchas de las mujeres no emprenden o no se animan a este tipo de ventas por falta de capital, por lo que nuestro objetivo es no cobrarles para que tengan una mayor presencia en línea. Todo es gratis para ellas, solo necesitan registrarse ingresando su nombre y número de WhatsApp, con lo que podrán acceder a más de 5,000 productos que permiten obtener un margen de ganancia del 30 al 50%” detalló en entrevista con El Economista.

Detalló que los productos en la plataforma provienen de diferentes proveedores como Andrea, Incógnita, marcas de belleza, electrónica, hogar o moda, por lo que también se busca que más marcas se unan como proveedores. La plataforma sugiere un precio del producto y la vendedora decide si lo acepta o compra más para tener mejores ventas. Si se realiza una transacción, las marcas aportan un 10% a la plataforma.

Otra de las ventajas es que las micro emprendedoras podrán promover sus productos en sus redes sociales o WhatsApp. Si tiene pedidos, hace el proceso de solicitud en Vendora y la plataforma se encarga de la logística del envío, ya sea que vaya directo a cliente o a la vendedora. En este sentido, sí se tiene un costo de envío que va de los 99 a 140 pesos, precio que se espera reducir a 79 pesos para fin de año.

“Queremos que el costo de envío no sea obstáculo para cerrar su venta”.

Servin indicó que también están trabajando para incluir la opción de transacciones finales en la plataforma para tener una mejor gestión del negocio. El objetivo es crear una solución que permita a las vendedoras mandar un link a sus clientes para poder hacer el cobro.

México necesita a las nenis

Para Servin, Vendora, que ya suma con 10,000 micro emprendedoras, no tiene como objetivo generar dinero, sino ayudar a que más mujeres participen en el sector y tengan un aliado que les permita hacer sus negocios sin tantos riesgos y sin tener grandes conocimientos técnicos.

Por ello, pide dejar de estigmatizar a estas mujeres que se dedican a las ventas, pues son parte de la economía. Además, esta actividad genera un cambio tanto económico como personal en la vida de las micro emprendedoras.

“Al entrevistar a las personas que usan la plataforma, vi muchas historias similares como las que también viví con mi mamá, por ejemplo, me decían ‘no sabes como estos 2,000 o 3,000 pesos extra por semana representan un cambio fuerte para mi familia’. No solo entra un tema de empoderamiento económico, se genera un cambio de identidad porque esas micro emprendedoras pasan de ser la mamá o esposa de alguien, a la dueña de un negocio”, finalizó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario